ourbeautybag

A great WordPress.com site


2 Comments

Menos es más: Maquillaje para viajeras

No sé si a ustedes les pasa, pero a mí me encanta viajar. Me fascina conocer lugares nuevos, volver a los que ya conozco una y otra vez y cambiar de aire lo más posible. Con esto no me refiero a siempre salir del país, sino que simplemente dar una vuelta por otros lados y recorrer, no tienes que ir demasiado lejos para considerarlo un viaje: cualquier cosa que implique estar una a dos horas lejos de la ciudad donde vives ya lo es 🙂
Como trato de viajar lo más seguido posible -y trato de hacerlo en avión porque me aterran los viajes largos en bus -, siempre es un punto a considerar qué llevar en tu bolsa de maquillaje. Después de los ataques del 11 de septiembre en Estados Unidos, muchas compañías se pusieron muy estrictas en la cantidad de milímetros de cosas líquidas o cremas que puedes llevar en tu cartera sin que una no siempre amable funcionaria/o de Aduanas se quede con tus cosas, pero la industria también supo ponerse a la moda, con recipientes de menos de 100 ml,  que es más o menos lo que se pide.

Para mí, lo básico, antes que todo, es conseguir una bolsita Ziploc transparente de un cuarto o un estuche transparente¿Por qué? Porque así al pasar por aduanas o lo que sea está todo a la vista y el inspector puede mirar qué llevas sin necesariamente tener que intrusear en tus cosméticos. Otra cosa recomendada es conseguir recipientes como estos (en Chile los encuentras en tiendas como Vanity, Casa Ideas y en algunos supermercados o farmacias) porque a veces sale mejor vaciar un poco en ese y llevar el envase más grande en la maleta.

Entonces, lo que hay que echar allá adentro sí o sí es:

Agua termal: Ayuda a refrescar el rostro durante el viaje, como hay poco acceso al agua en los viajes largos, esto te sirve para sentirte fresca.
Crema hidratante: Tanto buses como aviones y muchos autos tienen climatizadores o aire acondicionado, por lo que tu piel puede resecarse bastante. Una rica crema hidratante en un envase pequeño te ayudará a mantenerla en equilibrio.
Toallitas desmaquillantes:  Esto sobre todo para los viajes nocturnos. No porque estemos de viaje perdemos nuestra rutina, ¿cierto? Entonces antes de dormir, desmaquíllate y aplica crema de contorno de ojos para que tú y tu piel descansen como reinas y no despertar con la máscara de pestañas y el delineador corrido.
En la mañana cuando despiertes, un toque de agua termal y otra toallita desmaquillante, más un toque de crema hidratante te dejarán bien para maquillarte nuevamente.
Crema de contorno de ojos: Si no tienes, trata de adquirir una pequeña con pepino, manzanilla, cafeína o con toques refrescantes, así sentirás un gran alivio en la zona de tus ojos.
Primer o prebase
Base líquida (o tu favorita)

Rubor en crema
Iluminador
Polvos translúcidos
Delineador en lápiz
Máscara de pestañas
Bálsamo de labios
Labial o brillo con color del tono que más te guste

¡¡Con esos básicos, seguro el viaje es de lo mejor!! 🙂