ourbeautybag

A great WordPress.com site


9 Comments

Pasajera en trance…de belleza

Hola, bellezas! Ahora que se acercan las vacaciones todas empezamos a pensar en escaparnos a algún lado y relajarnos con un merecido descanso! Pero no hay que descansar de los cuidados hacia nuestra salud y nuestra belleza! Yo como soy un poco olvidadiza siempre que me voy a algún lado (aunque sea un fin de semana, así de despistada soy) me armo listas con todo lo que tengo que llevar  y estoy llevando…porque me sirven de control para la vuelta también! Sí, yo anoto “3 pares de medias” porque sino es OBVIO que voy a volverme con DOS pares de medias.
Les parece si armamos nuestra lista para seguir sintiéndonos y viéndonos genial en las vacaciones?


1) HACER UNA BUENA LISTA DE COSAS PARA LLEVAR. Hacer una lista de conjuntos de ropa que vamos a necesitar (incluyendo ropa interior, zapatos y accesorios) así no llevamos de más y de paso vemos si hay elementos que podamos usar de “comodín” y así viajar más livianas. Yo igual siempre agrego una prenda extra contra accidentes! Por si me llego a manchar o tengo algún problema de esos típicos de peli de comedia. Este sistema sirve para ahorrar especio, ir más liviana, no tener que pensar en las vacaciones qué con qué y para asegurarnos de no perder nada.

2) KIT “ANTI-ABURRICIÓN”. Viaje largo? Yo me aburro MUCHO. Soy de las que no se pueden dormir. Nunca. Jamás. Entonces me llevo mi kit “anti-aburrición”. Sí, “aburrición”. Si es por avión, llevo libros, pilas de libros! (una vez me leí Cien años de soledad en un vuelo). Si es en algo que tenga ruedas a veces me mareo si voy leyendo mucho tiempo, así que me armo listas de reproducción de música! Por lo general son dos; una que me musicalice con ritmos alegres, y otra con canciones más tranquis para ver si logro aunque sea dormirme quince minutos.

3) KIT “AL CUERNO EL MUNDO EXTERIOR”. Si son de las afortunadas que pueden dormir…kit “al cuerno el mundo exterior”! Música para no oír sonidos externos, sea gente que habla (o ronca!) fuerte o bebés llorando non stop (amo a los chicos, de hecho durante la universidad trabajé varios años de niñera para unos mellizos que eran lo más! pero cuando lloran sin parar mis tímpanos sensibles sufren), almohadita cómoda para que el cuello no quede todo dolorido –hay unas que son chiquitas y que vienen rellenas de lavanda que son un golazo-, y antifaz (o lentes de sol en su defecto) para que no nos pegue la luz del sol de la ventana de ese que se quedó dormido sin correr la cortinita!
4) KIT BELLA POST VIAJE. Bajá del avión, del bus, del auto o de dónde sea que hayas viajado luciendo fresca como una lechuga con ayuda de unos aliados! Lo básico? Desodorante corporal, alguna cremita hidratante, tónico facial o alguna de esas toallitas que limpian el cutis (no sienten la piel fatal después de un viaje de muchas horas?), es decir algo que revitalice su cara! Una manteca de cacao con color, y si no hay lugar para lavarse los dientes, aunque sea un spray bucal! En este post encontrarán más tips para armar un kit de belleza de viaje (y que sirve hasta para llevar arriba del avión!)


Los organizadores pueden ser súper lindos Y prácticos!
Como este de Inquietus Anima

5) KIT BELLA VACACIONANTE. Llevá un organizador (esto puede ir en la valija sin ningún problema) con las cosas que necesitás para mantener tus rituales de belleza o al menos los más básicos y que realmente vayas a necesitar en el destino al que vayas. Por ejemplo, si vas a pasar una quincena a la playa, no podés olvidarte de tu crema hidratante facial y una manteca de cacao bien humectante! Por las agresiones del sol, del viento y del mar tu piel va a estar más vulnerable que en la ciudad en donde tal vez estés 3 horas al día expuesta a estos elementos. Podés además hacer adaptaciones! Por ejemplo, reemplazar la crema corporal de siempre por una que además esté indicada específicamente para después de exponerte al sol.

Lo bueno de llevar todo en un organizador es que va todo en un mismo lugar y a prueba de manchas y accidentes! A mí una vez se me reventó un hawaiian tropic que llevaba en la valija…esa valija sigue oliendo a coco. Y eso pasó en el 2007.
6) ACTITUD ZEN. Intentar mantenernos lo más tranquilas y relajadas posibles! Si hay un poco de arena en el piso no pasa nada! Una escoba y chau problema! No nos tomemos las cosas más seriamente de lo que en realidad son…al menos por una o dos semanas, después podemos volver a nuestra neurosis y locura citadina de siempre.
 
7) CABELLO DE VACACIONES. No lo tortures ni con la planchita ni con la bucleadora. Un secador para bajar el frizz, alguna producto de styling con el mismo fin y después cremas para peinar para el día (crema para peinar, anotá, un súper básico!) así también tu pelo descansa un poco de todas las exigencias del año.
8) NO USAR MUCHO EL CELULAR NI LA COMPUTADORA. Desconectate. Conectate con vos misma y con la gente con la que hagas el viaje! Con el lugar, con la experiencia! Todo lo que quedó en casa va a seguir en casa cuando vuelvas. El mundo puede esperar unos días. Hay una canción de Billy Joel que dice “Slow down you crazy child, take the phone off the hook and disappear for a while” (Disminuye la velocidad, niña alocada -o niño, claro-, descuelga el teléfono y desaparece por un tiempo”. Tal cual, esa es la actitud! Avisá que llegaste bien y da señales de vida cada tanto, pero “dejá descolgado” el teléfono.
9) MAQUILLAJE BÁSICO. No te lleves tooooodo lo que tengas. Armate un portacosméticos o cosmetiquero con poquitos elementos que en minutos te dejen radiante. Si vas a broncearte, hasta podés dejar las sombras y el rubor en casa!


Uno de mis mimos preferidos 🙂



10) MIMOS EXTRA. Llevate algún producto extra que en tu casa no uses muy seguido, pero que sea un placer usar; por ejemplo sales o un óleo trifásico! Aprovechá esos días para renovarte, mimarte y recargar pilas.
Y por último, pero creo que lo más importante: DISFRUTAR! Cuando pasamos un buen momento se nos nota en la cara, en el espíritu! No hay mejor producto de belleza que ese! unos días de felicidad y relax al 100%! No es necesario irse a un súper destino para disfrutar las vacaciones, es la gente y la actitud lo que las vuelve inolvidables.
Qué es lo que hace para vos que unas vacaciones sean increíbles? Qué ritual de belleza o qué producto no podés dejar en casa?