ourbeautybag

A great WordPress.com site


9 Comments

Llegó el frío – Cuidados para el invierno

En invierno, nuestra piel se ve expuesta a distintas agresiones,  ya que, sobre todo donde yo vivo, los días se vuelven fríos y húmedos…espantosamente húmedos. Para mantener nuestra piel en buenas condiciones, tenemos que prestarle particular atención a la hidratación y nutrición.
Te cuento lo que hago yo con mis (y creo que de todas) áreas problemáticas cuando la temperatura empieza a descender:
CARA:
Primero, primerísimo: cuando veo que ya el verano por fin decide irse y el otoño de a poco empieza a acomodarse, voy a hacerme una limpieza de cutis profunda (y repito esto cuando empieza el invierno).  Con esto eliminamos las células muertas y regeneramos la piel que durante el verano sufrió la exposición solar.  Acordate de NO tomar sol después de la limpieza de cutis profunda, por más que el sol no “pegue” tanto como en el verano, lo mismo está, así que protector solar y barbilla fuera del sol.
Ya con nuestra limpieza hecha, empezamos a nutrir y a hidratar. El frío me seca un poco la piel y la calefacción de la oficina, ni les cuento…así que si son como yo, no se olviden de buscar una buena crema hidratante. No hace falta que sea más “pesada” que la que usan en invierno porque sino la piel no puede respirar bien, y si tienen piel grasa además, es contraproducente. Pero eso sí; día y noche.  
Y si tenés tiempo y ganas, complementá con alguna mascarilla facial; casera (este viernes, ¡“recetas”!) o de alguna marca que prefieras. Yo soy fan de la One Step Mask con aceite de rosa mosqueta (relajante e hidratante) de Universo Garden Angels.
Aunque no lo creas, para proteger tu piel también podés usar a la base como aliada. Sí, en serio, funciona como una delgada capa protectora contra las agresiones externas…así que buenísimo, no sólo te vas a ver bien sino que también te vas a cuidar. En lo posible líquida, por favor, porque entre más baja es la temperatura, más se seca nuestra piel y si agregamos polvo, uf, más seca…así que de ser posible, líquida o mousse.
LABIOS:

Los labios en invierno son un tormento para mí. Se me agrietan, secan…un fastidio. Vivo con distintos tipos de hidratantes encima, en casa y en el escritorio de la oficina.
Lo que vengo haciendo hace un tiempo y que me da bastante resultado (hoy no lo hice porque salí a las apuradas y cuánto lo lamenté) es todas las mañanas, ni bien me despierto así se absorbe bien, los hidrato. Hay dos productos muy buenos; el Bálsamo Reparación Inmediata Labios y Nariz de Neutrogena (si se te paspan o irritan los costados de la nariz por el frío, probá esto y me vas a querer mucho) que hasta también lo podés usar para dejártelo puesto mientras dormís así actúa de manera más profunda… pero yo me muevo mucho, eso no me duraría ni dos segundos. El otro muy bueno y es el que tengo ahora es el 3D Lip care de Lidherma, que además de hidratar, reestructura el tejido de los labios.
Hidratá por la mañana y por la noche. También podés probar con la tradicional vaselina.
Además, sería bueno que una vez a la semana o cada diez días, te hagas una exfoliación en los labios, así quitamos los “pellejitos”…nada de quitárselos a lo bestia que después los labios se cortan y duele mucho. No hay mucha ciencia en esto; comprate un cepillo de dientes especialmente para esto; frotá suavemente por todo el labio con el cepillo. Listo. Me hablaron  también de una receta casera de miel con una cucharadita de azúcar, no la probé aún, pero intentaré hacerlo en estos días  y si alguna se me adelanta, que nos pase el dato de cómo le fue. Sé que hay un producto de YSL…debe ser bueno, pero también bastante caro, y la verdad que para qué…mejor de YSL comprar otro producto.
Y por último, el bálsamo labial. Lo ideal sería que uses manteca de cacao o de karité, están diseñados para hidratar mucho más que cualquier labial común o gloss. Adoro la de cereza de Labello porque además da un color muy lindo a los labios, pero últimamente, como se me están agrietando mucho, estoy usando la manteca de karité de Poli Make Up que es buenísíma y que además tiene como bonus que sus productos NO son testeados en animales.
PELO:

Por la calefacción y  los gorritos de lana…el frizz puede ser un problema; y por el viento y el frío…la sequedad puede ser otro problema. Combinados…UF. Para contrarrestar esto, usá shampoo y crema enjuague nutritivos y si podés agregá alguna leche o crema para peinar antifrizz. También va a ayudar mucho que te hagas regularmente alguna mascarilla o baño de crema, pero sin abusar para evitar que quede pesado o con efecto “lamida de vaca”. 
También, prestale especial atención a las puntas, porque entre el frío y entre el secador que seguro usás para no salir con el pelo mojado a la calle, están bajo mucha agresión. Usá un buen reparador de puntas. Yo vengo usando en las puntas el orofluido de Revlon que reseñé anteriormente y no lo cambio por nada.
MANOS:

¿No se te secan entre el frío horrible y la calefacción espantosa? Mucha crema hidratante. Yo ya les dije, tengo una crema para manos en casa y otra en mi escritorio y cada vez que siento la piel áspera o tirante…¡crema! Hay una de Klorane que está pensada especialmente para el frío, pero sino cualquiera hidratante ayuda mucho.
También exfoliá en lo posible cada una semana o 10 días. Yo uso de Hand Mineral SPA de Universo Garden Angels su crema exfoliante para manos. Quedan hechas una seda. De esta misma línea y teniendo en cuenta lo que dije más arriba, también tienen una máscara nutritiva y suavizante para manos, así que si no tenés ni exfoliante para manos ni crema hidratante, pasate y buscate estos dos productos que son buenísimos y con muy buenos precios además.
PIEL EN GENERAL:

¿Dije ya hidratación? Bueno, más. Hacemos cada una semana, 10 días una buena exfoliación con por ejemplo el exfoliante de Universo Garden Agels que reseñé hace poco y después aplicamos una buena crema hidratante, sobre todo en las partes en donde la piel se resaca más como las rodillas y codos. 
Evitá los baños calientes muy largos y seguidos, porque eso reseca más la piel. Sí ya sé, a mí también me encantan los baños largos y calientes en invierno, pero es así. Si tenés problemas de circulación en las piernas, por ejemplo, en invierno suele acentuarse un poco esto (lo sé bien) así que si usás alguna crema específica para esto, usala también, tomá mucho líquido y tené las piernas en alto a 120 grados algunos minutos cuando estés en casa, por ejemplo mientras mirás tele.
Y eso es mi mini guía de cuidados invernales.
¿Cómo te cuidás en invierno? ¿Cómo protegés tus labios?
Advertisements