ourbeautybag

A great WordPress.com site


2 Comments

Inspiración de viernes: Ginnifer Goodwin

Como están chicas? Cómo estuvo su semana? La mía con mucho trabajo!!! Pero lo bueno es que me iré cinco días lejos de Santiago a disfrutar del campo ya que nos tocó fin de semana largo (las chilenas saben a lo que me refiero) y allí pretendo descansar mucho y recobrar energías!!! Pero no sin antes pasar por las tradicionales celebraciones 🙂
Bueno, a lo que nos convoca: para este viernes he escogido a una actriz muy guapa, a quien he visto en muchas películas y me gusta como actúa: se llama Ginnifer Goodwin y seguro la conocen porque salió en un clásico de chicas “He’s Just Not That Into You” y ahora en una serie llamada “Once Upon a Time”. Además lo que más me gusta de ella es que tiene una sonrisa preciosa y un rostro muy angelical 🙂 (además si se fijan en la película, sus uñas SIEMPRE combinan con su ropa <3)
Para este lindo maquillaje necesitarás:
1.- Una buena base
2.- Polvos translúcidos
3.- Sombra cobre o naranja brillante y sombra color vainilla brillante
4.- Delineador negro
5.- Rubor color durazno o cobre
6.- Labial en tono rosa perlado
7.- Rimel negro
8.- Herramientas como pinceles e hisopos
Los pasos:
1.- .- Limpia, exfolia e hidrata tu piel como sueles hacerlo. Luego aplica un poco de corrector en las zonas que te complican y luego una capa de base. Deja que se asiente un poco y aplica algo más en los lugares que necesitan más cobertura.
 
2.- Aplica el rubor (me parece en este caso que es rubor en crema y no en polvo, puedo estar equivocada) en la parte más amplia de los pómulos, respetando las distancias: esto es, calcula dos dedos desde la aleta de la nariz y dos dedos bajo los ojos, esos son los límites que no debes pasar.

3.- Sella con polvos translúcidos.

4.- En los ojos: toma la sombra cobre/naranja brillante y aplícala a través de todo el párpado móvil. Sé generosa si vas a salir de noche y más sutil si sigue siendo de día. Luego con la sombra vainilla aplícala bajo la ceja.

5.- Con el delineador negro se marca una raya MUY fina desde donde empiezan a notarse más las pestañas (no desde el lagrimal) hasta el final de la esquina exterior del ojo. Luego se difumina un poco con el hisopo pero no demasiado porque se tiene que notar y dar la sensación de pestañas más tupidas.

6.- Con un pincel de punta en ángulo toma algo de sombra y se delinea con la sombra naranja las pestañas inferiores para darle un cierre y redondeado a los lindos ojos. Finaliza con una amplia capa de máscara de pestañas

7.- En los labios, aplica un poco de tu bálsamo y luego el labial, que es más bien rosado pero tiene destellos naranjos y dorados. No lleva gloss, pero los destellos hacen que parezca más brillante.

¿Qué les pareció, les gusta? No olviden dejarnos sus recomendaciones de qué looks les gustaría ver en este espacio! =D

Advertisements


10 Comments

PRODUCTOS DE BELLEZA: en qué invertir???

El post de hoy creo que les va a ser útil a varias de ustedes, porque vamos a hablar de  dinero & productos de belleza; cuándo invertir y cuándo ahorrar. Hay muchísima oferta de productos en el mercado, prácticamente pueden encontrar versiones de todo y a diferentes precios; por ejemplo, pueden entrar a un local de accesorios y encontrar una máscara a $15 (pesos argentinos) o pasarse por una boutique en un shopping/centro comercial y conseguir una por $200 (pesos argentinos)…pero en qué realmente vale gastar y en qué podemos decir no y optar por una opción más barata? Sigan leyendo para enterarse!
CUIDADO DE LA PIEL
Ya lo dijimos mil veces y lo vamos a decir mil veces más; para que el maquillaje luzca hay que tener una piel sana e hidratada. Por lo que en tu rutina básica de cuidado facial deberías tener: leche demaquillante (nunca jamás te vayas a la cama sin demaquillarte), jabón facial, exfoliante facial, tónico facial, demaquillante de ojos, crema hidratante, protector solar, y si ya pasaste los 25 años, contorno de ojos y crema nocturna. Este sería un kit BIEN completo.  
De estas cosas, en lo que más deberías invertir sería contorno de ojos, crema hidratante diaria, crema hidratante nocturna, en ese orden. 
El otro día pasé por Lancome a probar su nueva colección de maquillaje para esta nueva temporada y me limpiaron, hidrataron, encremaron toda la cara! Yo iba después de diez horas de trabajar con la computadora y de haber pasado una pésima noche de sueño porque hubo tormenta y al ser yo de sueño ligero me despertaba cada veinte minutos…así que imaginen cómo tenía los ojos…hinchados!!! Un horror…pero si ven esta foto, mis ojos se ven como si hubiera tenido una fantástica noche de sueño! Y les juro que no retoqué la foto! Fue el excelente contorno de ojos que me pusieron y que me explicaron que descongestiona…una maravilla! Así sale, por supuesto, pero ahí tienen perfecto ejemplo de por qué invertir un poco más en algunos productos.

Con la crema de día y la de noche, lo mismo. Es preferible gastar algo más en una crema, que con lo que dura a lo mejor no es tanto en realidad lo que pagamos, porque nuestra piel es algo que debemos cuidar.Pensá que todo lo que recibe la piel, lo bueno y lo malo, es acumulativo, así que en todo lo que sea nutrición e hidratación no hay que ahorrar.
En los demás productos podés buscar alternativas más económicas, por ejemplo, yo tengo en este momento dos exfoliantes faciales en uso, uno de Avene y otro de Neutrogena…el de Neutrogena es lo más! El de Avene es bueno, como todo lo que tiene Avene, pero me parece que no vale la pena gastar tanto cuando el de Neutrogena me resultó súper bueno
MAQUILLAJE
Bueno, ya viste mi frasco de labiales…así que no voy a decirte que compro poco…pero discierno entre las cosas que vale la pena gastar más y las que no tienen porque ser de súper marca. Vayamos al detalle!
Primer o Prebase
Si sos adolescente o apenas rozás los 20 no es taaan fundamental, a menos que tengas alguna imperfección en el rostro por acné o poros dilatados. Si ya pasaste los 25, es más importante, porque unifica el tono, reduce poros, disimula líneas de expresión finitas, en fin, te pone la cara a punto para empezar a trabajar con ella. Así que con este producto, a invertir, tiene que ser bueno para que todo lo que pongamos después luzca y dure.
 
Base
Si vas a invertir en algo de maquillaje, que sea en esto! En una no buena, sino en una EXCELENTE base. 
Tu base tiene que ser de buena calidad, adecuarse a tu tono de piel y a las características de la misma, es decir, no a la base que contiene aceite si tu piel tiende a ser grasa, porque enseguida te vas a ver con la cara brillosa o a la larga con granitos o puntos negros.
Una buena base es la esencia (y la base, duh) de un buen maquillaje, una mala base se ve al instante, o se ven las imperfecciones, o queda efecto máscara. Si no estás segura de qué tipo de base o qué color es el indicado para vos, pasate por el local de alguna marca de maquillaje y pedí que te asesoren.
Recordá, tu piel debe verse fabulosa y aterciopelada, pero no tiene que notarse que llevás maquillaje!
Corrector
No todas necesitan corrector, pero las que sí, inviertan en uno bueno!
Yo tengo siempre ojeras por un tema de circulación, puedo dormir tres días seguidos y las voy a seguir teniendo, así que invertí en un buen corrector para que mi mirada no se viera cansada.
Cuando compres un  corrector de ojeras también tenés que invertir tiempo! Porque tenésque asegurarte de que la textura y el color es el adecuado para vos. Quitando la variedad de colores de los que hablamos en un post anterior y que son para problemáticas específicas, optá siempre por un tono igual o apenitas más claro que tu piel, porque sino vas a ver que en las fotos salís con grandes marcas claras y llamando la atención a esa zona que querías disimular. 
El corrector de ojeras es otro de los productos que hacen  a la perfección del rostro, así que si tenés dudas acerca de cuál es el mejor para vos, pasate por un negocio de maquillaje y pedile a las chicas que te asesoren.
Polvos y rubores
Polvos y rubores los hay en cantidad de tonos, texturas, y cómo no!  en distintos precios.  En estos productos no hace falta que inviertas mucho dinero, es más importante en realidad con qué los apliques (hablaremos de eso más abajo) y que elijas la tonalidad correcta, por ejemplo, no elijas un rubor rosado si tenés rosacea o tenés acné.
En el caso del rubor particularmente, el tono que elijas además de tener en cuenta factores como el mencionado en el párrafo anterior, debe combinar con tu color de piel y con el resto del maquillaje. Tiene que existir una unidad general en cómo maquilles ojos, labios y el rostro en general. Tiene que verse natural, para que no se dé un efecto payaso o muñeca.
Para los polvos traslúcidos, su función es fijar el maquillaje sin agregar color, así que buscá eso y que además no te deje la cara como si te hubieras tirado harina.
Labiales
Ejem, de nuevo…ya conocés mi frasco de …. labiales (todavía no te voy a decir cuántos hay, a esperar al viernes!) pero si ves en detalle, tengo poquitos de Lancome, algunos de Revlon y un montóooooooooooon de Maybelline y Rimmel porque son mucho más baratos. De Lancome tengo un gloss que es mi caballito de batalla para salidas de noche, pero no a bailar (ahí uso tonos más osados) y un labial en rosa suave mate y un nude precioso que es una mezcla de rosa con beige que son mis colores para usar a diario y que son buenos porque son hidratantes. En esos sí invertí porque es algo que me pongo toooodos los días y como decía, cuidan además de mis labios que son molestos ya de tan sensibles…el calor y el frío excesivo les hacen mal, así que en casa, en mi trabajo, y por lo menos en tres bolsos tengo mantecas de cacao y karité.
Salvo para esa excepción, es decir, el uso diario y por bastantes horas, yo les diría que en este rubro también pueden optar por variables más económicas, sobre todo si son tonos que no van a usar seguido y que quieren usar alguna noche cada tanto, para experimentar y jugar. Onda, no gasten mucho en un rosa violáceo que es divino, pero que pueden usar contadas veces! Opten por una versión más económica y así pueden probar más colores! 
Sombras
Confieso acá que tengo varias sombras, ya conocés mi frasco, pero no conocés mi caja de sombras! Ahhh, idea para un próximo concurso?
Pero de nuevo, invertí en algunas y en otras no. Sí invertí en mis colores infalibles, esos colores que cada una tiene que descubrir que le queda glorioso y a los que ante la duda, debe recurrir. Por mi tono de piel son los chocolates y dorados, así que tengo unas muy buenas sombras en estos tonos. Después en todos los demás colores tengo distintas marcas, distintos precios. 
Si hay colores que precisás porque te queda bien con algo que vas a usar en una fiesta y sólo para esa fiesta, no te gastes una millonada; acá como con los labiales, elegí tener algunas poquitas que sean tal vez de alta gama y después varios colores más económicos para jugar, lo único que importa es tengan buena pigmentación.
Delineadores
De ojos y de labios. Ni lo pienses, en este rubro no vale la pena invertir a menos que por ejemplo tengas ojos muy sensibles.  
De todas formas, estos productos no suelen ser muy caros y jugar con varios colores en el caso de los delineadores de ojos, puede dar un toque especial a nuestro maquillaje (te acordás de las fotos que estuvimos posteando en nuestro Facebook? La semana pasada me hice un delineado en violeta!).
Con respecto a los delineadores de labios, siempre me parecieron muy parecidos y en lo personal, no los uso a menos que sepa que tengo que hacerlo para que mi labial se mantenga en su lugar o cuando me pinto los labios de rojo.
Máscara
Acá creo que depende mucho de las pestañas de cada una, no a todas nos queda bien la misma máscara, pero también creo que no es necesario irte a las máscaras de alta gama para lograr que tus pestañas se vean increíbles. La mía es una de Maybelline, la One by One, precio medio, me resulta! 
Esmaltes
No son maquillaje per se, pero había que nombrarlos. Acá tampoco vale la pena gastarse un dineral en ellos, mejor comprar varios y así podés probar varios distintos y cambiártelos seguido! Lo único, fijate que no sean taaaaaan baratos como para mancharte las uñas, pero los colorama van como piña! Baratos, bonitos y de un montón de colores!
ACCESORIOS
Pinceles
Los pinceles hacen una gran diferencia a la hora de aplicar maquillaje, así que considerá invertir en unos que sean buenos. Bobbi Brown dice que los que todas deberíamos tener son: pincel para sombra, para rubor, para cejas y para delineado. 
Para ver si un pincel es bueno, deslizalo por tu rostro y pasá los dedos entre las cerdas; así comprobás que se sienta suave y no pinche y que no pierda pelitos por todos lados. Además, es importante que pruebes maniobrar con él, tenés que sentirte cómoda si vas a usarlo todo el tiempo.
TIPS EXTRAS

QUE SÍ Y QUE NO, por Bobbi Brown
Sí al maquillaje multipropósito como los rubores en crema que sirven también para los labios y a veces también para los párpados!
Sí a comprar de día una base para que veas tu piel en la luz más natural posible
No creas que todo lo que dice “dermatológicamente testeado” es de mejor calidad, porque no quiere decir que haya sido aprobado, solamente probado.
No tires sombras o labiales a los que les quede poca cantidad a menos que estén vencidos, para sacar provecho de ellos, usá pinceles!
Ojalá este post te sea de ayuda la próxima vez que salgas a comprar productos de belleza!
En qué productos invertís más dinero generalmente?


1 Comment

Cosmetiqueros: Qué tener en cada lugar

Este fin de semana tuve un momento de relajo en casa, de esos pocos que tengo =P. Lamentablemente no alcancé a hacer nada de las cosas lindas que Jose subió como SPA en casa (yo ya estoy preparando uno sobre pies!), pero sí me sirvió para hojear un libro de maquillaje que compré hace un tiempo, y reparé en esta linda sección que se llamaba “¿Qué hay en tu cosmetiquero?” y en ella, un pequeño apartado que se llama “Qué empacar”.
Ambas cosas me hicieron pensar en mi propio set, y las cosas que ando trayendo de acá para allá, lo que inevitablemente me llevó a darme cuenta que ando siempre con un cosmetiquero muy pesado que anda dando vueltas en mi cartera y que más que funcional es un peso para mi hombro, que ya está un poco lesionado de tantas cosas que llevo en los bolsos jeje (a quién no le ha pasado esto?? =P)
bueno, por eso mismo, y para resguardar la salud de nuestros hombros, algunos pequeños consejos sobre qué tener en cada parte, todo esto pensando que ya te maquillaste en casa y no necesitas andar con todos tus productos a cuestas todo el día.
En la cartera:
– Un polvo compacto con espejo, para repasar de vez en cuando algunos puntos que ya estén brillando 🙂
– una barrita humectante para labios como Chapstick o Nivea, para humectar los labios, y siempre andar trayendo un brillo con color o un gloss, que también ayuda al brillo y la humectación. Aplica un poco después de tus coffee breaks y comidas.
– Hisopos, cotonitos o q- tips son necesarios para corregir cualquier pequeño problema, como delineador corrido o rímel, o papeles de arroz (que son buenísimos para absorber la transpiración).

En la oficina:
Ok, ya salimos de la casa, tomamos el transporte público o el auto, y llegamos a nuestra oficina (para las que trabajan). Es aquí donde pasamos la mayor parte del día y lo más probable es que después de ocho horas allá dentro no nos veamos tan bien maquilladas como cuando salimos de casa. Para esos momentos -y porque nunca sabes qué reunión te puede llegar a asaltar o una junta inesperada con tu novio, familia o amigas-, algunos básicos (acá Jose te cuenta cómo eligió los productos para la oficina).
– papeles de arroz
– una base y un pequeño pincel de corrector
– rubor y su respectiva brocha.
– delineador oscuro y algunas bolitas de algodón.
– un par de tus sombras favoritas y a todo terreno, y un pincel para aplicarlas
– una sombra blanca o iluminador
– un polvo compacto (puede ser el mismo que llevas en tu cartera)
– tonos para día o noche de labial o gloss
Esto, para qué: para sacar el brillo de tu rostro con papel de arroz, con el pincel y la base corregir las partes que ya la hayan absorbido para no reaplicarte nuevamente una capa, con el rubor darle algo de color al rostro; con el delineador oscuro se pasa cerca de las pestañas -así evitas aplicar nuevamente rímel-, una pasada de sombra, y con la sombra blanca, algo de ella en tus pómulos, debajo de tus cejas y en el sector del lagrimal del ojo, luego una pasada de labial o gloss, y para finalizar un toque de perfume y ya estás lista! (esta es la versión ultra express del cómo estar lista en cinco minutos)
¿Qué tienes en tu cosmetiquero de la oficina?


Leave a comment

El orden de las cosas: ¿qué se aplica primero en la piel?

Ha llegado el momento de maquillarse, tenemos todos nuestros productos adelante, y llega esa pregunta de por dónde empezar, sobre todo cuando tenemos varias cositas y no sabemos por dónde empezar. Yo antes lo hacía de forma intuitiva de cómo pensaba que debían ser las cosas, pero ahora que he aprendido un poquito, cada cosa tiene su propio orden.
Lo primero es diferenciar entre nuestros productos qué es crema y qué es polvo, y ya con eso tenemos una buena base para empezar. Por ejemplo, lo “cremoso” puede ser el primer, la base, el corrector, el iluminador y el rubor en crema, mientras que los polvos pueden ser los polvos translúcidos, el rubor en polvo, el bronce, los brillos, etc.
Teniendo ambos ítems diferenciados, SIEMPRE se parte por las cosas cremosas. ¿Por qué? Porque estas son más húmedas que los productos en polvo, entonces para que se mezclen mejor con la piel -y quede más natural y poco recargado– hay que usar los productos en crema primero y luego, ya después que se ha terminado todo, los polvos translúcidos ayudan a sellar.
Sabiendo esto, el orden sería:
1.- Preparar la piel: (Dependiendo de tu propia rutina) exfoliación, tónico, una crema facial acorde a tu tipo de piel y bloqueador solar 🙂 estos pasos debieran ser diarios.
2.- El primer: También conocido como la prebase, te ayuda a sellar los poros de la piel y la mantiene lisa y matificada. Es bueno cuando uno tiene el rostro con algunos lugares con grasa.
3.- El corrector: Aplicar si necesitas y sólo en las partes que lo requieren, y antes de la base y no después, como bien explica Jose en este post.
4.- La base: Que se aplica con pincel (¿por qué? Acá lo explicamos) marcando pequeños puntos en la piel con el producto y luego uniéndolos con el pincel a través de pequeños golpecitos, así el producto penetra mejor.  Cuando ya casi no te quede base en el pincel, pasa por tus ojeras y tus párpados suavemente.
5.- El iluminador o rubor en crema: Si es el iluminador, se marcan nueve puntos (uno en cada sien, dos en cada pómulo, uno sobre el entrecejo, otro en la parte media de la nariz -en el espacio debajo de donde caen los lentes y otro en el mentón) y con el pincel de base se mezclan. 
Si es el rubor, calcular dos dedos debajo del ojo, dos dedos desde la aleta de la nariz y ahí aplicar con cuidado hacia las sienes. La misma regla se usa para el rubor en polvo.
Terminados todos estos pasos, ya estamos listos con los productos en crema, y este es el momento de revisar si no has olvidado alguno, porque después… ya no podrás =P
ahora viene la segunda parte que son los productos en polvo, pero ya tienes casi la tarea completa respecto a preparar la piel.
6.- Polvos translúcidos: La idea es que sean transparentes y no añadan color, porque es este el paso clave para sellar lo que ya has puesto sobre tu piel. Tomas un poco con un buen pincel de fibras naturales, lo esparces sobre el reverso de la tapa de los polvos, sacudes el exceso y luego aplicas con movimientos redondos por toda la cara.
7.- Aquí podría ir después el rubor en polvo, si ya lo aplicaste en crema, olvídalo jeje
Después de todos estos pasos, ya tienes una piel increíble para comenzar con la etapa de maquillaje de los ojos y de los labios… pero esa es otra historia!! 🙂


Leave a comment

El corrector: el cómo y qué para que no hayan ¡¿por qué?!

Ah, el corrector…puede ser un amigo o un enemigo….dependiendo de cómo se lo use. Él y yo somos amigos hace años porque tengo la cara de piel muy fina, por lo que siempre, siempre, aunque duerma 48 horas seguidas tengo ojeras…y hasta a veces se ven las venitas. Por eso experimenté y aprendí mucho sobre correctores estos años.

En primer lugar, hay que saber QUE NO TODAS NECESITAMOS CORRECTOR. La mayoría lo usa para tapar ojeras, si son muy leves, con la base basta. En segundo lugar, que existen varios colores de correctores además de los del tono de la piel; cada uno tiene una función específica. Estos son:

VERDE: para cubrir granitos muy rojos, rosácea o cualquier tipo de marca o manchita que tire al color rojo. Hay que usar muy poquito para que no nos quede la piel más oscura donde se aplicó, lo que no conviene porque estaría atrayendo la atención sobre el lugar que queremos disimular.
NARANJA: para las zonas grises o azuladas del rostro. Ojeras muy grises o venas azuladas pueden necesitar un poquito de este corrector.
AMARILLO: para las zonas moradas del rostro; ojeras muy marcadas, moretones, se puede usar tb un poco en las ojeras  si se nos ven venitas muy violáceas.
ROSA: puede usarse para ojeras, o para áreas grisáceas también
VIOLETA: para disimular zonas amarillentas, tipo moretones  amarillo-verdosos o cuando por alguna enfermedad haya manchas amarillas.

Estos son para casos específicos, normalmente no vas a usarlos todos los días. El que sí vas a usar más seguido es el que es parecido a tu tono de piel. Sí, ni más oscuro, ni más claro.  Muchas piensan que ya que lo vamos a usar por ejemplo, para tapar un poco las ojeras, ya que las ojeras son más oscuras ¡hay que usar entonces un tono más claro! Error. Si hacés eso vas a quedar como un mapache a la inversa, con grandes marcas claras bajo los ojos que van a hacer que todos miren a esa zona…y lo que estabas buscando era que pasara desapercibida.
Pero bueno, partamos de la base que tenés un corrector adecuado a tu tipo de piel, ¿qué otros errores podemos cometer con él si el color ya está bien? Ah…muchos.
Veamos los más comunes:

– Aplicar directamente del envase. No lo hagas, vas a aplicar mucha cantidad, va a quedar muy pesada el área en donde lo apliques. Recordá que lo que tenemos que lograr es el que el corrector no se vea.

– Aplicar con el dedo “a lo bruto”. Me confieso culpable, por mucho tiempo lo hacía hasta que en una clase de maquillaje me dijeron que lo mejor es aplicarlo con un pincel específico. Y sí, queda muchísimo mejor. Además, podés estar hasta quitando el producto con los dedos en lugar de aplicarlo. En todo caso, los dedos pueden usarse para después de aplicar con pincel darle unos toquecitos suaves con las yemas para darle un toque final (¡sin producto!).

– ¿Líquido, lápiz fino, cremoso? Depende qué quieras tapar. El líquido es el básico que sirve para todo en general y además es fácil de usar. Viene en distintos tipos de presentaciones; botellita, con aplicador, pomo. Elegí el que te resulte más práctico y cómodo. Probé con aplicadores (tienen como un pincel incorporado) y personalmente me resultaron poco prácticos; no se puede regular bien la cantidad y el pincel enseguida se arruina además de que no se puede limpiar porque está en contacto con el producto continuamente.
El lápiz sirve para disimular pequeñas imperfecciones; granitos, manchitas, cosas chiquitas.
Y finalmente el cremoso (el que uso yo) que tiene más cuerpo cubre imperfecciones más rebeldes por llamarlas así, ojeras muy marcadas por ejemplo. Ojo, no hay que abusar porque no queremos que quede notorio o que se note que tenemos puesto corrector.
Sea cual sea la textura que lijas, fijate que no sea oleosa ni pesada, tiene que fluir.

– Para pieles más maduras: intentar cubrir arruguitas o líneas de expresión. No, no, no. El corrector se seca, se parte y deja ver las líneas…aún más. Usar mejor una buena pre-base o primer o una base especialmente formulada para este fin; hay muchas en el mercado, cada vez más.

– Sellar. Hay que sellarlo para que no se nos vaya, corra. Para esto, usamos polvo compacto traslúcido. Si te pasás con la cantidad, usá una brocha limpia para quitar el exceso.

– ¿Dónde lo aplico? Ah, ¡en toooda la ojera! No. No, exactamente. Si no querés ser un mapachito, tenés que colocarlo en una línea bien fina debajo de las pestañas inferiores y desde el lagrimal en diagonal al hueso de la mejilla y cerrás luego el triángulo:

No es un triángulo lleno de producto, eh, con el corrector trazás las líneas y luego esfumás.
Bueno, creo que con eso estamos “cubiertas”, ¡ahora a aplicar!

¿Cuál fue tu mayor error con el corrector?


2 Comments

Base: ¿Dedos, esponja o pincel?

Siempre sucede que, cuando una empieza a maquillarse, comienza con las pequeñas cosas que puede encontrar a mano, muchas veces en el cosmetiquero de la mamá o de la hermana (así partimos todas, no?), y de a poco vamos avanzando hasta formar nuestro propio cosmetiquero. Pero una de las cosas que nunca te dicen es sobre la aplicación del maquillaje, porque en realidad nadie te enseña a aplicártelo encima, y la intuición es hacerlo con el dedo o los pequeños aplicadores que vienen con los productos…
… claro que hay un pequeño error en ello: usar el dedo es lo peor que puedes hacer, ¡¡sobre todo cuando los usas para aplicar base!!!
y porque a veces las imágenes dicen más que mil palabras, acá está la explicación (gracias a Lubianka Make Up Design):
 Sólo agregar un par de datos:
– Con los dedos, aparte de que los poros se destacan más, la piel de los dedos absorbe el producto, y más queda en tu mano que en tu cara. Además, los dedos están en contacto con mucha suciedad diariamente y eso se traspasa a la piel.
– Con la esponja, además de absorber MUCHO producto, incluso las esponjas de silicona, pasado un tiempo, por la humedad, empiezan a criar minibacterias que afectan a la piel. Esto me lo enseñaron en clase y llegué a mi casa a botar la esponja… y los granitos que habían comenzado a salir sobre mis pómulos desaparecieron a los dos, tres días sin necesidad de aplicar nada.
– Con el pincel, en cambio,  hay una aplicación más certera y más fina, y otra cosa importante: ES PERSONAL E INTRANSFERIBLE! Como los cepillos de dientes, porque cada piel tiene sus propia constitución y se pueden traspasar problemas.
Tip: No hay que gastar, con alcohol gel, toallitas desmaquillantes y toallas nova (absorbentes, de las de cocina) basta 🙂
¿Tienes algún tip respecto de la aplicación de la base?