ourbeautybag

A great WordPress.com site


10 Comments

Truquitos de belleza

Hoy voy a compartir con ustedes tres  truquitos de belleza buenísimos y muuuuy útiles que fui descubriendo e incorporando a lo largo de los años. Ya ni recuerdo de dónde aprendí cada uno; tal vez alguna amiga, una revista, un yahoo preguntas, ya los tengo súper interiorizados y lo mejor es que FUNCIONAN!
 
DESBRILLADO FÁCIL
Me encantan los esmaltes con glitter, pero es lo más molesto del mundo sacárselos…antes tardaba muuucho y tenía que luchar mucho para que tooodos los brillitos salieran, pero ya no más! Si empapás un pedacito de algodón con mucho quitaesmalte y “envolvés” tu uña con esto y lo dejás un minutito…chau glitter! Eso sí, sólo funciona si los brillitos están en la capa superior, si arriba del de glitter te pusiste otro esmalte no es tan efectivo.
CARA FRESCA…LITERALMENTE.
OK, este sólo lo uso cuando no tengo otra opción porque no me gusta! Soy muy friolenta así que me resisto un poco a recurrir a esto, pero funciona. Típico que tenés un evento, una fiesta o alguna actividad para la que tenés que lucir radiante y la noche anterior te fue imposiiiiiible dormirte por los nervios o por tus fantásticos vecinos que creen que gritar y jugar a la Wii a las tres de la mañana un jueves es genial (sí, me ha pasado y me he vengado con la aspiradora un domingo a la mañana!).
Una noche de mal sueño se traduce por lo general en los ojitos y la cara en general un poco hinchados, cómo ponerles remedio? Ay…truco para osadas y que ojalá sólo tengan que usarlo en verano: meter la cara en un bowl con agua fría y cubitos de hielo por unos segundos. Radical…pero efectivo.
PIES FELICES
Para el final dejé mi favorito! Yo tengo unos pies MUY molestos….son terriblemente sensibles, los zapatos nuevos me lastiman SIEMPRE, pero siempre! Y no es un raspón chiquito o una ampollita, no…me hacen tremendos tajos en los pies que tengo que estar desinfectándome las heridas y  usando ojotas durante una semana.
Bueno, con esta información imagínense que odio cuando los zapatos son nuevos, nuevos…es una relación contradictoria porque al mismo tiempo los amo.
Entonces, hace un tiempo, tenía un casamiento y unos zapatos increíbles…y bastante nuevitos. Y yo nunca me saco los zapatos en las fiestas, no, soy de las estoicas que está con taquitos toda la noche y son las seis de la mañana y sigue firme (o más o menos), en las alturas. Entonces qué hacer? Podemos hacer computadoras súper poderosas, pero no podemos hacer que los zapatos no nos lastimen los pies? Decidí ablandar los zapatos durante la semana anterior a fuerza de usarlos cada día en casa durante media hora con medias deportivas (método sofisticados si los hay!)….obviamente me re olvidé y no lo hice, por lo que horas antes de la fiesta empecé a leer cuánto articulito encontraba sobre este tema…y voilá! Me encontré con uno que afirmaba que la vaselina (en crema, no líquida) colocada en los lugares donde el zapato más te lastimaba era una buena solución.
La verdad mucha fe no le tenía, pero perdido por perdido…y saben qué? FUNCIONA! Llegué a la mañana a mi casa y me saqué los zapatos y no tenía cortes, apenas tenía un poquito colorado (como cuando algo te ajusta) y nada más! Desde entonces siempre llevo mi potecito de vaselina cuando tengo una fiesta o si voy estrenando calzado así puedo re-aplicar cuando considere necesario…igual trato de que no se vea mucho que la llevo, se ve raro jajaja.

Cuál es tu truco “raro”, pero efectivo? 


12 Comments

Preparando la piel para la temporada de verano :)

Cómo están mis guapas?
Ya estamos en plena primavera, y aunque en algunos lados siga terriblemente helado o llueva incesantemente, como en Buenos Aires, ya la temporada no tiene vuelta atrás!! A mí la verdad la primavera me jode un poco por el tema de la alergia, pero después de tantos frios es rico tomar algo de sol no??
Así las cosas, como ya nos empezamos a sacar algunas piezas de ropa y dejando algunas zonas más al descubierto, horror! nos damos cuenta que tenemos granitos, piel seca y ajada, cosas que por supuesto no queremos mantener, por lo que aún podemos aprovechar de que no hay full exposición al sol para tratar esos problemas.
Les dejo mis cinco consejos para preparar la piel para el verano 🙂 
1.- Exfoliar más a menudo la piel con algo suave, sobre todo si eres propensa a generar granitos y poros tapados.. algo que suele aparecer por el roce y lo abrigada que está la piel durante el invierno. Busca un buen exfoliante médico si tienes tus poros cerrados o con muchos granitos, así podrás trabajar con calma tu piel antes de exponerla al sol.
2.- Es EL momento para empezar a humectar, humectar y humectar!!! Si durante el invierno -como yo- te pones en modo hibernación y te olvidas de tomar agua y aplicar crema en brazos, piernas, codos y rodillas, lo más probable es que llegues a la primavera con la piel bastante seca, algo que no se ve muy bonito ni es saludable. La piel es un órgano también, por lo que merece cuidados!! 
Usar una buena crema humectante después de la exfoliación en la ducha aprovecha que tiene los poros abiertos aún para penetrar más. Manténte usándola durante un mes, todos los días, y notarás la diferencia.
3.- También es un súper buen momento para preparar la piel de los pies, que en general es la que más sufre con los cambios de temporada 🙂 Anda a hacerte una buena pedicure y luego mantén la salud de tus pies en casa con una crema especial para los pies o con vaselina!!! Yo la he probado cuando tengo los tobillos MUY rugosos y humecta demasiado!!! Aplícala antes de acostarte, y si te preocupa manchar las sábanas, ponte unos calcetines viejos para dormir.
4.-  No sé ustedes, pero a mí me acomoda mucho mi blancura jajaja, no soy muy de broncearme hasta quedarme en tono chocolate (una vez lo hice y no parecía yo jajaja). Por ello, la mejor manera de tomar color antes de exponerla al sol es una crema autobronceante. Creo que la que tiene mejores resultados, al menos en mí, fue la Nivea Summer Skin, la más clarita me funcionó a mí: también probé la Dove Summer Skin, que también es buena pero me manchaba las manos (claro, hay que lavárselas de inmediato para que no te quede bronceado entremedio de los dedos =P).
La idea con esto es aplicarla en las piernas más que nada para que vayan tomando un color más parejo, así cuando las expongas al sol naturalmente ya habrán tomado algo de color y no serás Gasparín o un fantasma jajaja
Seguro se me queda algún otro consejos más en el tintero, pero quiero saber de ustedes!! ¿Cómo cuidas tu piel para el cambio de estación? ¿Algún producto preferido? 
—- —- —
EXTRAS, EXTRAS!!!
Un par de noticias para mis guapas:
1.- Desde la próxima semana (espero, si Sandy lo permite) estaré escribiéndoles desde Nueva York!!! 🙂 me voy de vacaciones tres semanas pero no las pienso abandonar! Recorreré las tiendas buscando las tendencias que se vienen para el otoño-invierno de 2013 (porque allá ya es invierno)  y quizá traiga algunas cosillas para regalarles, quién sabe…
2.- Como ya llegamos a las 20 mil visitas (GRACIAS A TODAS!!!), queremos invitarlas a colaborar con nosotras!!!! Quienes estén interesadas envíennos un mail a ourbeautybag@gmail.com, y ahí les informaremos cómo escribir los posteos y el formato 🙂
Ojalá se entusiasmen en participar de nuestra pequeña comunidad de beauty lovers!!!
🙂
besos!!
mj::


6 Comments

Review: VZ Foot Scrub

Tipo de Producto:

Exfoliante de pies
Qué promete:
Un novedoso gel energizante y exfoliante para pies a base de glicerina, mentol, menta y vitamina E. Su función exfoliante purifica la piel eliminando las toxinas y dejándola tersa y perfumada.

Marca:
VZ
Precio:
Unos 5.000 pesos chilenos // 10 dólares
Mi experiencia:
Hoy les quiero contar de este producto que compré creo en enero pasado en una visita que le hice a mi cofundadora de este blog, jeje. Aunque los productos VZ están en Chile, la diferencia de precios con Argentina es muchísima y siempre conviene comprar de estos allá.
Pues bien, con este exfoliante tengo sentimientos encontrados: si uno piensa en exfoliante, se imagina una textura granulosa mezclada con crema, así como el azúcar, ¿cierto? Bueno, yo me compré este producto pensando que iba a ser así, pero lo que me encontré fue completamente diferente.
Mis sentimientos encontrados van textura versus sensación: la textura no es para nada exfoliante!!! Tiene unos puntitos azules que yo pensé que lo serían pero nada, entonces es como pasarse un gel mentolado por los pies mientras te estás duchando.  O sea, sí, reconozcámoslo, algo de exfoliante tiene, pero si quieres sacar algo más de durezas de tus tobillos, olvídalo.
Ahora, la sensación me encanta porque es MUY fresca, de verdad te energiza los pies, sobre todo si después complementas con algo de agua fría antes de salir de la ducha, es una sensación muy agradable y refrescante. Esto se debe a la mezcla de mentol y menta que tiene, que dan esa frescura a los pies (algo que es bueno en una ducha matinal, mas no en una nocturna).
Lo bueno del producto también es que dura muchísimo: yo igual no lo uso tanto, pero para la inversión duró bastante, creo que me queda menos de un tercio a estas alturas pero ya ha pasado bastante tiempo y todavía me queda.
¿Cuidas tus pies? ¿Qué productos usas?


1 Comment

Spa en casa – Cuarta entrega

Ahhh… los pies. ¿Qué haríamos nosotras sin ellos? Nos llevan para todas partes, nos aguantan en tacones y son por lo general una de las partes del cuerpo que más se nos olvida a la hora de regalonearnos, porque en realidad sólo son visibles en el verano. Pero el resto del año es un estupendo momento para cuidarlos y tenerlos lindos para cuando sea el momento de mostrarlos. 
Por eso preparamos este cuarto post para esos días de spa en casa, cuando hay tiempo para dedicarles 🙂

Lo primero que necesitamos es, por supuesto, ¡¡tiempo, y preparar el ambiente!!! Es increíble cómo un detalle como ese puede hacer el momento mucho mejor, así que si tienes prepara unas velitas, una buena música tranqui, nada muy estrambótico, una revista o libro para el momento del tratamiento -olvídate del celular, no te ayudará a relajarte!!!- y asegúrate de tener una toalla grande para secar tus pies cuando hayas terminado.

Después, tienes que tener un recipiente donde poder remojar los pies y otro con agua fresca, también algo tibia para que el impacto no sea tanto. Este es el paso más importante ya que tenemos que relajarnos un poco y desinflamar los pies cansados, y meterlos en agua tibia también ayuda a ablandar las uñas y los pellejitos que tenemos en los dedos y la planta de los pies, que suele ser la más dañada con durezas (si tienes de esos spa para pies con burbujas, mucho mejor)
Trata de adquirir alguna esencia agradable, como lavanda, vainilla, almendra u otros para aplicar en el primer recipiente de agua.

Ahora las mascarillas: Yo personalmente uso una que se llama Foot Scrub de VZ, que tiene eucalipto, es muy fresca y energizante, pero le falta un poco de gránulos para que la exfoliación se sienta mejor, pero si quieres probar con productos caseros, te doy tres alternativas:

Exfoliante 1:
-1 1/2 taza de sal gruesa o sal de mar
– 1/4 de taza de aceite de almendras dulces
– Dos gotas de aceite esencial de menta
– Tres gotas de aceite esencial de lavanda.

Mezcla primero la sal con el aceite de almendras dulces hasta que tenga la consistencia que prefieras, luego añade los aceites esenciales y mezcla bien, y aplica en pies y tobillos prestando atención a tus partes rugosas.

Exfoliante 2:
– 1 cucharada de miel.
– 1 cucharada de jabón líquido.
– 1 cucharadita de extracto de vainilla.
– 2 cucharadas de aceite de almendra dulce.

Esto se mezcla aparte y después se vierte en el recipiente de agua, y los pies se colocan adentro unos 10 minutos para que la miel haga su maravilla, ya que no solamente hidrata sino que también actúa como un bloqueador de los olores.

Exfoliante 3:
 – 1/2 taza de azúcar
 – 2 cucharadas de tu crema hidratante favorita
 – 2 tazas de leche
 – 7 tazas de agua

Acá se calienta la leche con el agua hasta la temperatura deseada (que sea agradable, no queremos que nadie se queme los pies!!! =P), y mientras eso pasa, se mezcla la azúcar con la crema hidratante, hasta que quede una mezcla homogénea.
Cuando esté lista el agua con la leche, sumerge tus pies unos 10 minutos en ella y luego saca un pie y aplica el exfoliante. OJO, ¡¡¡con ternura, amor y suavidad!!! La piel de los pies también es frágil, piénsalo como un cariño para tus pies. Repasa todas las partes con fuerza delicada hasta que se sientan bien. y después repite con el otro.
Cuando ambos pies estén listos, sumérgelos nuevamente en la leche para limpiarlos y luego en agua fresca para enjuagarlos y sacar todos los restos de azúcar.

Por supuesto que una gran ayuda para la exfoliación es una esponja dura o una piedra pómez, yo recomiendo esta última porque suaviza los talones, que se maltratan mucho, y las manos por supuesto. Además, si buscas en internet hay unas plantillas de digitopuntura que te ayudan a identificar qué parte de la planta del pie corresponde a qué órgano del cuerpo, así además de exfoliarte te aplicas un masaje.

Después de la exfoliación y del enjuague, seca MUY bien los pies, y de ahí procede a recortar las uñas y empujar suavemente las cutículas aprovechando que los pies están húmedos un poco aún y las uñas están blandas. Trata de no cortártelas demasiado para evitar cualquier dolor, y límalas redondas para que no te molesten en los zapatos. Yo en invierno no me aplico esmalte, ni siquiera brillo, porque hay que dejar las uñas descansar… una señal para darte cuenta de que lo necesitan es si las ves amarillas, a veces es el exceso de esmalte el que las deja así y como el de los pies no se arruina tanto como el de las manos, se mantienen cubiertas muuucho tiempo y eso no es bueno.

Después puedes aplicar una rica crema para pies, por ejemplo VZ tiene una muy rica y refrescante, pero de seguro muchas marcas tienen más. Un secreto casero que pocos conocen es aplicar aceite de oliva o vaselina! La vaselina es SUPER hidratante, hace desaparecer de inmediato las partes resecas de los pies y no tiene olor 🙂 Masajea suavemente los pies con alguno de estos elementos o con tu crema favorita hasta que se absorba bien, y ya estamos listos 🙂

Yo recomiendo hacer lo del spa antes de meterse a la cama, ya que así los pies descansan de verdad y no tienen que ir a trabajar más 🙂 y si te preocupa que la vaselina o el aceite manche las sábanas, busca unos ricos calcetines viejos, aplica un poco de secador de pelo para entibiarlos y duerme con ellos, para que el calor quede encerrado y los hidrate mientras duermes. Cuando despiertes, verás la diferencia, lo prometo 🙂

De todas maneras, pese a que es muy rico y sencillo hacer estas recetas en casa, si tienes esas molestas durezas y callos, acude a una profesional como la podóloga, que además de dejarte los pies exquisitos, te sacará todas las imperfecciones que un simple spa para pies casero no puede. Yo voy cada vez que puedo donde Edith, del centro de Estética Juan Pablo Méndez, acá en Santiago; como dice Jose, es una genia y me alivia un montón los pies, sobre todo en verano.

¿Qué técnicas o scrubs caseros tienen para exfoliar sus pies?

pd: Si te perdiste las entregas anteriores, acá están
Primera Entrega – Cabello
Segunda Entrega – Rostro
Tercera Entrega – Cuerpo