ourbeautybag

A great WordPress.com site


7 Comments

RUBOR: mejillas de princesa o mejillas de muñeca?

Ahh, el rubor. Bien aplicado obra maravillas; hace que nos veamos más saludables, frescas, bellas…pero mal aplicado hace que parezcamos muñecas antiguas, payasitas o hasta nos aumenta la edad! Querés saber más sobre el rubor y sus secretos? Entonces seguí leyendo!

Lo primero, primerísimo, mucho antes que ir a comprarte el rubor es mirarte, y mirarte bien! Parate delante de un espejo y observá la forma de tu cara (de eso dependerá cómo te apliques el rubor), el color de tu piel (de eso dependerá el tono que uses) y el tipo de piel (de eso dependerá la textura de rubor que uses). Hay muchísimas opciones de rubores, pero no todas son adecuadas para todas.

Vamos a indagar un poquito más en lo que te dije recién y vamos a empezar refiriéndonos al tema de las texturas, vas a encontrar rubores líquidos, en crema y en polvo! De todo! Pero cuál es la más acertada para tu tipo de piel?

El rubor en crema, además de ser bueno para usar de día y cuando quiere buscarse un efecto biieeen natural como de “sonrosada por estar al aire libre”, es ideal para las pieles secas, porque hidrata la piel y le da la luminosidad que generalmente le falta. Chicas de piel grasa, diganle NO al rubor en crema, porque es probable que genere más oleosidad.

El rubor líquido es bueno en cambio para las pieles grasas, porque se absorbe mucho más rápido y no deja sensación de grasitud o pesadez en la piel.  Pieles secas, diganle NO al rubor líquido porque se les va a ver artificial y van a sentir la piel reseca.
El rubor en polvo, el rubor clásico de toda la vida. Esta textura es recomendada para todos los tipos de piel, aunque yo les diría a las chicas de piel seca que de verdad intenten usar el rubor en crema/mousse porque van a ver cómo sienten distinta la piel (y para bien!).
Lo que sí hay que destacar del rubor en polvo es que es donde vas a hallar mayor variedad de colores, justamente por ser el más tradicional, pero creo que con el tiempo vamos a encontrar más variedad en los rubores en crema y líquidos también.
TIP especial de textura para mujeres de mas de 50 años: mejor cambiar el rubor en polvo por uno en crema o líquido porque el que es en polvo puede acumularse en los pliegues de la piel y resaltarlos. Las otras dos textura no lo harán y además te aportarán frescura y vitalidad al rostro!


Alguien eligió un tono de rubor equivocado.



Una vez zanjado el tema de las texturas, pasemos a los colores. Habrás notado que hay muchíiiiiiiiiisimos tonos para elegir rosados, duraznos, marrones y dentro de cada gama, tres mil tonalidades distintas, pero, ¿cuál va a ser la que te quede mejor? Eso va a depender de tu tono de piel.
Elegir el tono incorrecto (como pasa muchas veces con la base y el corrector) es uno de los errores más comunes a la hora de aplicarse rubor. Por ejemplo, si sos muy pálida y usás mucho rubor marrón, no sólo va a quedar mal por el contraste, sino que además puede que te sumes años! Horror. Además, fijate cómo quedan tus mejillas cuando hacés ejercicio o cuando hace mucho frío, por qué elegir un rubor que difiera mucho de ese tono? Si en cambio usás el tono correcto, vas a ver cómo tu rostro va a iluminarse y verse…bueno, “vivo”! Pero cuáles son estos tonos por el amor de Zeus?? ya te digo, ya te digo:
– Si tu piel es muuuy clarita, elegí los colores fríos, es decir, toda la gama de los rosados.

– Si tenés un tono medio o tenés rosacea o acné, lo tuyo son los tonos duraznos. Si tenés alguna de las dos últimas problemáticas, vas a ver que usar un tono durazno va a disimularla muuuucho! Usar un rubor rosado sobre ella haría que llamase más la atención.
– Si tenés una piel morena increíble, lo tuyo son los tonos terracota o ladrillo y hasta podés optar por esos con destellos dorados, te va a quedar buenísimo.


DEMASIADO rubor.

 

Lo que se trata de lograr con el rubor es un look natural, un sonrosado fresco, por lo que una vez que hayas elegido el tono adecuado, fijate de usar la cantidad adecuada!

El exceso de rubor es, junto con el eleguir el tono equivocado, uno de los errores más comunes al usar rubor. Como dijimos antes, la idea es darle al rostro una apariencia natural y saludable, así que no hay que exagerar con la cantidad como si hubieras recién salido de un sauna, no! Antes de aplicar, sacudí el excedente y soplá un poco la brocha. Y si igual te llegás a pasar, retirá el excedente con una brocha limpia y si te pasaste mucho, mucho, matizalo con un poco de polvo.


Rubor sin esfumar y MUCHO más oscuro de lo que corresponde

Además del tono y la cantidad, es muy importante que prestes atención a otra cosa para que se vea natural y es que no queden líneas marcadas en donde aplicaste el rubor.

Para esto hay que aplicarlo y difuminar bieeeen, y algo que va a ayudarte mucho es que uses la herramienta adecuada, que como podés adivinar por lo que dijimos hace poquito, es  una buena brocha para rubor. La brocha para rubor tiene que ser entre mediana y pequeña dependiendo del tamaño de tu cara y de pelos naturales. Olvidate de esos pincelitos que vienen cuando comprás un rubor, no sirven de nada. Esto aplica para el rubor en polvo, para los rubores líquidos o en crema, usa esponja de látex o los dedos.
Por último, hablemos de dónde aplicarlo. En dónde apliquemos rubor va a estar ligado a la forma de la cara de cada una, por eso decíamos lo de mirarse por un rato largo en el espejo.
Esta guía de Mary Kay puede ayudarte si no sabes qué forma tiene tu cara:
Si la forma de tu rostro es redonda, vas a tener que dar la ilusión de que es más alargada con el rubor. Para eso aplicá en líneas diagonales desde las sienes hasta el centro de las mejillas. No te pases del centro, y esto va para todas, no queda bien el rubor por toooda la mejilla y llegando hasta la nariz.
Si tu rostro es  cuadrado, tenés que redondear el óvalo facial, así que aplicá el rubor debajo de los pómulos, en el centro de las mejillas para mantener la atención en esta zona.
Si tu rostro es ovalado, empezá a aplicar el rubor en lo alto del pómulo y descendé hasta donde se hunde la mejilla más o menos.  Algo que te va a quedar lindo es además utilizar un tono un poco más satinado sobre el hueso del pómulo y esfumarlo bien. Evitá esto último si tu piel es grasa.
Si tenés rostro en forma de corazón/triangular, usá rubor a lo largo del centro de cada mejilla, justo debajo de las pupilas, en el área más sobresaliente de las mejillas.
Bueno, espero que te haya servido este post y que andes de ahora en más sonrosada y radiante por la vida.

 

Qué tono de rubor usás? Tenés duda a la hora de aplicar algún otro cosmético?


3 Comments

Tendencias: paleta de colores de invierno Mary Kay

Hola, chicas! Inauguramos una nueva sección: tendencias. En esta sección les vamos a ir contando las propuestas o lanzamientos de las distintas marcas. 
Hoy les acercamos la propuesta de Mary Kay
La tendencia de maquillaje que Mary Kay propone para este invierno se centra, para los ojos, en la gama de los tierra-tostados, y mucho violeta y ciruela también. También tenemos grises y lavanda para contrastar.
A la hora del labial y del rubor, apuesta sobre todo al coral, un color que está de última moda  y que encenderá nuestros labios y mejillas y que por supuesto combina a la perfección con toda esta gama, pero de ellos hablaremos más un poco más adelante.
Estas son las sombras minerales para párpados para esta temporada temporada:
Para el día, podemos utilizar, por ejemplo, la golden vainilla como base, y la silky caramel o almond para dar profundidad. Son tonos que pegan con todo, quedan bárbaros para la oficina.
Para la noche, muy buena opción los grises/lavanda como el tender taupe y lavender fog. O los violetas, pero también el chocolate bien oscuro para dar profundidad a los ojos.
Delineate con cualquiera de estos tonos de delineadores retráctiles para ojos, que combinan perfectamente con las sombras:
Podés terminar de darle marco a tus ojos con la máscara de pestañas Lash Love Marrón. Es muy, pero muy fina, más sutil que el negro, aporta brillo y luminosidad a tu mirada.
Ahora veamos más en profundidad la propuestas para los labios. Yo soy fan de los labiales, tengo una cajita llena de distintos colores, algún día voy a sacarle una foto y a subirla! Pero no divaguemos…
Mary Kay propone para el día utilizar un bálsamo con color con FPS15. Esto es buenísimo, porque la piel de los labios es súper delicada y estos labiales humectan y nos protegen por tener filtro solar de las agresiones cotidianas. Además, como ya vimos en el post sobre cuidados en invierno, este frío tiende a secarnos mucho los labios, con lo cual un bálsamo (y además con color!) es una excelente opción. 
De paso que te ves más linda, cuidás tus labios:
Bálsamos con color y FPS 15 natural y peach

También podés optar por los brillos para labios, abajo encontrarás los tonos que Mary Kay recomienda para esta época, pero hay muchos más: 


Además, también encontrarás los clásicos labiales cremosos y también los líquidos. Estos últimos se aplican como un brillo, pero el acabado es de labial. 
Estos son algunos de los tonos que podés encontrar para la temporada de invierno en las dos presentaciones recién nombradas: 

Ya que estamos, creo que es bueno destacar una iniciativa que tiene esta compañía a través de su labial “GIVE DREAMS” = dar sueños.
Es una campaña de ayuda solidaria que Mary Kay hace todos los años, esta vez con este tono, s un coral anaranjado precioso (bien de temporada! Como decía arriba, el coral es un must!).
Con la compra de cada uno de estos labiales, Mary Kay dona una parte del dinero a la Casita de Colores, un hogar para mujeres y niños víctimas de violencia doméstica. Este labial es de edición limitada, hasta agotar stock.
Ya tenemos unos ojos increíbles, ya tenemos unos labios fabulosos y nos falta el rubor!
El rubor lo usamos para afinar el rostro y darle color. La tendencia es, al igual que en sombras y labiales, el coral y tonos tostados. 
Podemos usar tambien polvos bronceadores, la diferencia con el rubor es que tienen acabado mate, mientras que los rubores tienen un acabado luminoso:

Para finalizar, un ejemplo de cómo queda armado un look súper hot para este invierno con algunas de estas opciones:
El protagonista de este make up es el labial líquido Sherbet.
En los ojos tenemos solamente sombra golden vainilla y máscara de pestañas Lash Love marrón, sin delineado.
Rubor Coral Sunrise, bien a tono con el labial.
Un look muy simple y sofisticado.

Queremos agradecer por la información y ayuda a María de las Mercedes Yani, Maquilladora profesional y Consultora de Belleza Mary Kay. Para más información o consultas por estos productos, contactá a Mercedes o ingresá a la página de Mary Kay: http://www.marykay.com.ar/
¿Qué te pareció esta paleta?