ourbeautybag

A great WordPress.com site


Leave a comment

La Belleza a través del tiempo – Tercera Parte

Casi llegamos al final de esta recorrida a través de la historia de la belleza y el maquillaje!  Ya entramos al siglo XX. El siglo XX fue el más ecléctico y creativo respecto al maquillaje y a la belleza, pero empecemos por el principio! En esta entrega llegaremos hasta la década del 70.
1900 – 1910
En esta década el ideal de la mujer era, como en muchas otras antes, una con una piel blanquísima. No estaba bien visto lucir la piel bronceada porque así la llevaban las mujeres trabajadoras por pasar largas jornadas laborales al aire libre (un prejuicio bastante tonto y clasista, pero era lo que imperaba en esa época). Para eso se ponían muchísima ropa si iban a la playa, usaban sombrillitas para tapar el sol y hasta llegaban a usar unas sustancias muy peligrosas para blanquear la piel que contenían plomo o arsénico…algunas más que embellecerse lo que lograron fue envenenarse. También llegaban a marcarse más el color de las venas para que no se dude de lo delicada que era su piel…de nuevo, yo hubiera estado muy a la moda, pero por naturaleza! jajaja 
En el cabello, el blanco también imperaba; se lo llevaba blanco (sí! Creían que les daba un aspecto juvenil) y ondulados y para logar esto recurrían a rizadores o postizos. El lacio no estaba bien visto porque se creía en esa época que tener el cabello lacio era indicador de que esa persona era caprichosa (…increíble). 
Las feministas fueron las primeras que consiguieron que se aceptara el maquillaje de color. Las actrices, que acostumbraban a maquillarse en escena, comenzaron a lucir color fuera del ambiente teatral, y así muchas mujeres poco a poco fueron empezando a usar rubor de nuevo, usar tonos de sombras más osados y hasta teñirse los cabellos con henna.
1910 – 1920
Lillian Gish
En esta década se usaba un maquillaje más natural, ya no se buscaba ese rostro de color blanco artificial y se moderaban con el uso de los polvos, de hecho Helena Rubinstein (empezamos a ver nombres conocidos!) proponía polvos rosas para dar una aspecto más saludable. Por otro lado Elisabeth Arden abre su primer salón de belleza en donde proponía a tratamientos faciales para mejorar la calidad de la piel. Tanto Elisabeth Arden como Helena Rubinstein comenzaron a proponer productos cosméticos y para el cuidado de la piel que eran aceptados enseguida y no sólo aceptados, consumidos de tan manera que se agotaban!
Con la llegada de la guerra, gastar dinero en maquillaje era visto como frivolidad, por lo que solamente se usaba un poco de labial rojo y vaselina en los párpados para que se vieran más brillantes.
El cabello, mientras tanto, dejó de llevarse ondulado y comenzó a peinarse con raya al estilo Lillian Gish, que para entonces era el ideal a seguir por las mujeres. 
Cuando terminó la guerra, las mujeres deseaban lucir enigmáticas y peligrosas, provocativa con respecto a todas las reglas anteriores, así que se cortaban el pelo de manera muy masculina, destacaban los ojos con mucho delineador negro y los labios se llevaban en un rojo intenso. 
1920 – 1930
Una de mis décadas favoritas! Los locos años 20!
Los años 20 fue una época de cambios para la mujer, que empieza a liberarse, se dejan de llevar los incómodos corsés, dejan de estar siempre en casa y empiezan a trabajar en la industria. La mujer cambia, entonces es natural que la estética y la belleza también lo hagan; se pone de moda el corte de pelo a lo garçon, una verdadera revolución porque la mujer nunca había llevado el pelo tan corto!
Con respecto a la belleza, se admira a las actrices famosas y se quiere tener los ojos oscuros y redondos y la piel clara (como Betty Boop, esa onda) y el maquillaje quiere resaltar los labios con tonos rojos y dándoles forma de corazón. 
Josephine Baker
En los ojos se llevan colores oscuros, en fin, una imagen muy teatral y recargada, pero a la vez muy sensual y femenina, la mujer se volvía una verdadera vampiresa.
Innovación de la época?  Una máscara para pestañas resistente al agua… tanto Elisabeth Arden como Helena Rubinstein se atribuían la invención, así que desde ahí en más comenzó una feroz competencia por dominar el mundo de la cosmética.  A ellas se suma Max Factor, maquillador de teatro y de varias estrellas de cine. 
Se empiezan a abrir un poco las cabezas con respecto a distintos tipos de belleza y se puede ver en la cantidad de admiradores que tiene Josephine Baker, la diosa del ébano! Detalle divertido: mi mamá me puso mi nombre por Josephine Baker.
1930 – 1940

La mujer de los años 30 es puro glamour, elegancia y femineidad. 
Ya no se busca que la piel sea tan blanca, se busca un aspecto natural en ese sentido, por lo que si a veces se bronceaba por el sol, daba igual, eso era natural. Los rasgos se buscan más estirados y finos, por lo que empezamos a ver esto desde la forma de las cejas hasta en la manera de aplicar el rubor. 
El delineador se aplica de manera muuuy finita y sutil, el maquillaje recargado de la década anterior se consideraba vulgar, así que se volvió a la vaselina en los párpados, pero también se usaban sombras doradas, plateadas, marrones y violetas. Se empiezan a usar pestañas postizas y se sigue con el rojo en los labios.
En el año 1938, Max Factor lanza la base de maquillaje! Y las mujeres se abalanzaron para conseguirla y lucir una piel impecable como las estrellas de cine.
El cabello se lleva todavía corto, pero se le agregan ondas y se lo prefería rubio, casi llegando a tonos platinados, como las estrellas de Hollywood.
También esta época las empresas cosméticas comienzan a lanzar cremas antiarrugas para el consumo masivo.
1940 – 1950
Una década complicada, de guerra, por lo que se buscaba que la mujer se viese adulta y sensual pero no frívola.
La calidad del maquillaje baja por la escasez de materia prima y las mujeres inglesas rápidamente utilizaron su ingenio para paliar esta escasez!  Usaban betún de botas para sustituir la máscara de pestañas y también para marcarse las cejas. También para reemplazar su rubor, usaban pétalos de rosas sumergidos en vino tinto. Se usan colores oscuros…hasta tristes. 
El delineado de vuelve más pronunciado y grueso, también los labios, que se delinean y rellenan para que la boca se vea más grande, carnosa y redondeada. Se llevan tonos marrones y rojos oscuros.
El cabello ya no se usaba corto, sino que se recogían sus cabellos en peinados altos o se usaban pañuelos a modo de turbantes que servían para disimular los cabellos descuidados por la necesidad y la escasez. 
1950 – 1960

Los años 50 fue una década de renovación y progreso. Con el término de la guerra, la mujer vuelve a ocuparse más de su apariencia y se muestra siempre impecable y muy arreglada.
El maquillaje es parecido al de la década anterior, pero más suave y con más color, el delineado de ojos empieza a usarse con “colita” y se prefieren las sombras en tonos azules y turquesa. Las cejas empiezan a usarse más gruesas. En los años 50 era mas importante que el maquillaje combinara con la cartera que quién lo llevara. No importaba que el resultado se viera artificial, algo que iba de acuerdo con el New Look que dictaba Christian Dior, lo que estaba de moda.
El tono preferido en los labios? El naranja! 
Las mujeres cambiaban el color del pelo muy a menudo, se llevaba liso, ondulado, largo o corto. El color más popular era sin dudas el rubio y muchas adolescentes recurrían a extensiones o postizos para imitar la famosa cola de caballo de Brigitte Bardot. 
En esta década hay un culto a la belleza que se ve no sólo en el maquillaje, sino en los productos que salían para el cuidado de la piel y del cabello y en todos los accesorios que se diseñaban para la mujer.
1960 – 1970

Los años 60 tienen una estética divertida y juvenil!  La tendencia la marca la juventud, de hecho. A finales de los 40, después de la guerra, hubo un “baby boom”, que más tarde se convirtió en la juventud de los años 60.
La actitud e imagen de los años 50 la encuentran anticuada y la rechazan, adoptan un look más juvenil y aniñado. Para lograr este estilo se lleva el cabello con volumen, postizos y flequillos largos.
El maquillaje se centra en los ojos, y son uno ojos exagerados! Se perfilan con delineador por arriba y por abajo para lograr forma redondeada, se usan sombras en tonos turquesa, azules, blanquecinos, y tonos pastel como el rosa pálido. Las pestañas son postizas al 100%! Se buscan unos ojos inocentes y dulces…pero también sexies.
Los labios se llevan en tonos muy claros, desde la gama de los nudes hasta las de los rosas y se rechaza el rojo, porque se busca una expresión infantil como de niña-mujer.
El ideal de belleza era…bueno, una muñeca! con mucho volumen en el pelo, ojos grandes y marcados, y boca jugosa y tierna.
A finales de esta década aparecen los brillos en el maquillaje y se intensifican los colores.
1970 – 1980
A partir de los 70 ya no hay una sola moda, sino que hay varias tendencias a la vez. Esta década fue pura revolución! Liberación sexual, movimientos naturistas, amor libre, lucha por los derechos de la mujer….cada uno podía llevar el estilo que quisiera, crear y jugar.
La juventud busca un nuevo concepto estético y se toman tendencias de la India, potenciando una belleza más espiritual que física. Entorno étnico, melenas largas y cuidadamente descuidadas, adornadas con flores o símbolos los de paz y amor.
Como decíamos, hay muchas tendencias en esta época, veamos algunas:
Hippies: llevaban el pelo largo, flores, maquillaje muy natural, desaparece el delineador y usan khol, se dibujaban símbolos de paz y flores en la piel. 
Disco: usaban por la noche el maquillaje en exceso, aplicaban productos con mucho brillo y mucho color, en plata y  dorado, los delineaban con colores muy oscuros  pero los rellenaban con labiales claros. Pero también podían llevar los labios rojos o hasta negros! La piel era brillante y las cejas muy finitas.
Punks: Cabezas afeitadas, tatuajes, estética agresiva, maquillaje en exceso en ojos, y tonos oscuros en uñas y labios.
Glam Rock: mucho color, rebeldía elegante, brillos y maquillaje muy cuidado, pero con algunos elementos punk.
Bueno, chicas, hasta acá esta edición! La próxima, la última entrega, con fines del siglo XX y principios del XXI!