ourbeautybag

A great WordPress.com site


8 Comments

10 mitos de belleza bajo la lupa

Hola, chicas! Estaba hablando con una amiga de las típicas frases que escuchamos como verdades absolutas sobre belleza y que son cualquiera! Que no tienen nada de verdad, pero que se fueron instalando en nuestras mentes fueran palabras sagradas y que hubiera que respetarlas a rajatabla. Pero ojo, también hay otras reglas o consejos que pensamos que no son ciertos y los SON! Oh y cómo lo son! Qué les parece si para aclarar estas dudas nos ponemos a cazar mitos y vemos que hay de cierto y que hay de falso en diez mitos de belleza que todas conocemos?
1) Si no cambiás regularmente de shampoo, este deja de funcionar.
Todas oímos esto seguramente…y con terror cuando al fin encontramos ESE shampoo que nos resulta increíble. Es una superstición de nuestras abuelas? Es una excelente idea que se le ocurrió desparramar a algún publicista de la industria cosmetológica? Es cierto? Sí que sí , CIERTO. El pelo desarrolla una especie de “resistencia” al estar expuesto a un mismo producto por mucho tiempo. Muchos peluqueros recomiendan tener dos (y elegirlo según tu tipo de cuero cabelludo, no del “largo”) e ir alternándolos o tener uno que sea equilibrante/purificante, para darle una “limpieza profunda” al cabello cada tanto.
2) Afeitarse/rasurarse el vello hace que crezca más duro y fuerte.
Es con lo que amenazan TODAS las depiladoras que cuando ven que una vez las traicionaste por una Gillette, te miran con gesto adusto y te dicen: “sabés, te va a crecer más grueso…”.
FALSO! Es un mito, aunque hay una explicación para que nos haga parecer que es cierto. El origen de este mito se debe que al cortar el cabello al ras, este comienza a crecer directo hacia afuera, y además, si miramos bien la forma del vello es como un triangulo, es más fino en la punta que en la raíz, donde es mas grueso. Cuando nos afeitamos/rasuramos, cuando empieza a crecer queda expuesta la parte más gruesa y por eso nos parece más grueso u oscuro.
3) Dos rodajas de pepino sirven para deshinchar los ojos.
Típico. Lo vemos en todas las revistas y hasta en los dibujos animados como lo máximo para deshinchar los ojos y llegar a un estado de relajación total. Pero esto realmente sirve? Sí! El pepino tiene propiedad descongestionantes gracias a que tiene vitaminas A y C y si están recién sacados de la heladera o refrigerador, mucho mejor! Así que CIERTO y a seguir con las rodajitas de pepinos en los ojos!
4) Ponerle mayonesa al pelo lo vuelve más brillante.
Ah, sí…recetas caseras. Muchas buenísimas, otras pésimas. Todas queremos tener el pelo más brillante y todas alguna vez hemos probado alguna de estas recetitas…pero llenar nuestro pelo de aderezo, realmente vale la pena? El famoso estilista Jason Low dice que los ácidos que suele contener la mayonesa por tener vinagre y jugo de limón van a cerrar las cutículas de tu pelo, por lo que este va a reflejar más la luz y se va a ver más brilloso…pero hay muchos productos que pueden lograr esto sin que tu pelo huela a sandwich…así que CIERTO! Pero igual poco práctico.
5) Es posible reducir el tamaño de tus poros.
Lo hemos visto como promesa en muchas cremas y tónicos…pero es cierto o nos están tomando el pelo? Es  verdad o mentira publicitaria? FALSO. Físicamente no pueden reducirse, es decir, si tenés poros grandes no los vas a achicar con una crema, PERO (este pero es bueno!) exfoliando y manteniendo la piel limpia de las impurezas que tapan los poros podés disimular la apariencia de los poros.
6) Si te arrancás una cana, te crecen dos.
Ahh, quién no escuchó esta advertencia ominosa? Las odiosas canas cobrando venganza porque aniquilamos a una de las suyas! Es esto cierto o es una vil mentira? FALSO! No te van a crecer dos, no te preocupes! Pero sí eventualmente vas a verte alguna otra, porque aparecen como consecuencia de la edad y de hacerse mayor y eso es un proceso que no puede frenarse. Pero, ey! existe la tintura 😉
7) La pasta dentífrica elimina los granitos.
Muuuuuuy difundido y que levante la mano la no lo probó! Cuando sale un granito y por lo general cuando sale en un muy mal timing (tenés una fiesta, salís con un chico divino, vas a sacarte unas fotos…) probamos absolutamente todo, TODO, lo que leemos y nos cuentan para hacerlo desaparecer. Dependiendo los componentes del dentífrico, puede funcionar para algunas personas…palabra clave? PUEDE…no para todos, a algunas personas puede hacerle PEOR. Y si te tocaste el granito y te ponés encima la pasta de dientes…bueno, además de que te va a re arder, podés provocar una irritación y hacer que se vea mucho peor! Así que a este vamos a darlo por FALSO. Si no estás con tiempo para ir al dermatólogo y querés ponerle algo, optá por hipoglós que es un cicatrizante y regenerador de la piel.
8) Cruzarte de piernas muy seguido va a hacer que te salgan “arañitas” o derrames en las piernas.
Este es uno de mis mitos favoritos…es muy ridículo! Y particularmente yo estoy TAN feliz de que sea FALSO! Yo vivo de piernas cruzadas y de maneras muy bizarras! Si pasan por mi escritorio en la oficina lo más probable es que me vean con las piernas curzadas lo bailarina clásica o tipo “flor de loto” (lo que es muy práctico cuando estoy en la compu y quiero tener a upa a mi cachorra). 
No hay pruebas ni estudios médicos que corroboren que las arañitas tengan relación con cruzarse de piernas, de hecho, las causas son la falta de actividad física, presión sanguínea alta y obesidad.
9) El chocolate te saca granitos.
Ahhh! Este mito es terrible! Nos quiere apartar del delicioso chocolate! Qué fin más ruin! Pero tiene algo de verdad o es puro prejuicio? FALSO. Los últimos estudios dermatológicos descubrieron que el chocolate no tiene nada que ver con brotes de acné, ni i siquiera los alimentos ricos en grasas son causantes del acné, ya que realmente con quien debemos tener cuidado es con los alimentos realizados con harinas refinadas y los alimentos con alto nivel de azúcar porque influyen en un aumento de la producción de la insulina que a su vez provoca una mayor producción de sebo en las glándulas sebáceas y bum! granos! Así que despreocupate y hacé las paces con el chocolate…y si es puro y amarguito, mejor! Mucho más sano!
10) Si sos rubia, los productos para limpiar la pileta puede hacer que tu pelo se vuelva verde.
Este me encanta, desde que lo escuché de chiquita siempre quise ver si a alguna persona le pasaba! No porque me pareciera gracioso, sino porque imaginaba que debía verse lindo, me lo imaginaba como pelo de sirena! Y no fue hasta los 22 años que pude comprobarlo! Uno de mis amigos es rubio, MUY rubio! y él siempre me decía que a él sí le pasaba, pero yo no lo creía porque nunca se lo había visto…hasta que ese verano lo vi!! Tenía como destellitos verdes! Qué es lo que hace que se vuelva verde? El sulfato de cobre! Esta sustancia está presente en distintos productos que se usan para mantener el agua de la pile limpia y transparente y que al ponerse en contacto con la keratina de tu pelo, la oxida! Si sos rubia y no te va el estilo sirena, podés consultar en las casas de deportes por el shampoo que usan las nadadoras profesionales que regeneran y limpian el cabello, también podes aplicar algún acondicionador antes de mojarte el pelo o usar gorro de natación y siempre enjuagartelo el pelo con agua fría ni bien salís de la pileta. 
Mi amigo odiaba los destellitos verdes de su pelo, a mí me parecían adorables.  CIERTO.
Qué otros mitos conocés sobre belleza? Hacías caso o ignorabas alguno de estos?


9 Comments

Jugando con el color en nuestros ojos

Hola guapas!!! Cómo las trata la semana? Acá ya estamos en la mitad tras un feriado de lunes… el sol brilla y hay mucha buena energía en el ambiente, así que aprovechémosla para energizarnos también y celebrar la belleza en nosotras. Yo comencé el día con avena, yogurt y café, y ahora algo de danza para mover el cuerpo!! =D
De lo que les quiero hablar hoy, en forma bien breve, en realidad, es de algo con lo que hasta yo misma he lidiado muchas veces: saber qué tono de sombra le queda mejor a mis ojos. Uno por lo general (a no ser que estés en MAC o algo así) no puede probar las sombras, entonces uno sólo puede hacerse a la idea de cómo se verá el color en tu piel, y a veces no es exactamente como se ve.

De todas maneras, las palabras claves acá son contraste y calidez!! Yo no sé mucho de teoría del color, que es un curso/materia/ramo que enseñan en las escuelas de diseño y otras carreras afines (quizá alguna de ustedes nos puede iluminar en eso) pero sí sé que todos los colores están en una especie de rueda, por lo que los mejores colores para combinar con un cierto tono son los que están directamente al otro lado de la rueda .(abajo hay un dibujo más explicativo).

Siguiendo esa regla más o menos general, acá hay algunas sugerencias de los colores que le quedan mejor a los ojos, por color 🙂

Ojos azules: Marrones y colores durazno harán que tus ojos resalten, ya que el café es el color contraste del azul y destacará el azul de tus ojos. Lo puedes complementar con algo de rosa, pero mantente lejos de las sombras azules:
Ojos verdes:  Para este tipo de ojos, probar con tonos ricos en la gama de los naranja para destacar los ojos. Como son tonos tierra, el violeta o morado también te harán ver bella.
Ojos cafés y negros: Afortunadísimas, las de ojos cafés podemos usar casi todos los tonos 🙂 y como el negro es la unión de todos los colores, tienen la ventaja de que todos les quedan bien. 
Ojos grises:  Para estos ojos, los cafés y morados en tonalidades más frías son los que mejor se ven con estos ojos, en general los tonos fríos ayudan. 
De todas maneras, y como las reglas son para quebrarse, les dejo esta paleta para que se inspiren y jueguen… pueden elegir un estilo para el día y otro para la noche.
         
Un par de detalles:
Para trabajar, o para el maquillaje de día, los marrones y duraznos nos sirven a todas, porque no queremos vernos recargadas y, como nos contó el maquillador estrella de Bobbi Brown, Rogelio Reyna, ya no se usa el combinar el maquillaje con la ropa, sino se trata de elegir tonos lindos que se vean bien con tus ojos.
Cuidado con las sombras verdes: hay que elegir un color que se vea lindo con tu piel porque si no es de una tonalidad buena, los párpados podrían verse sucios.
– Las sombras rosadas son mejores para quienes tienen los ojos más hundidos ya que ayuda a resaltarlos.
Si tienes la piel clara, inclínate por las tonalidades claras; si tienes la piel oscura, por las oscuras.
¿Qué color de ojos tienen? Les gusta la combinación?


Leave a comment

La Belleza a través del tiempo – Tercera Parte

Casi llegamos al final de esta recorrida a través de la historia de la belleza y el maquillaje!  Ya entramos al siglo XX. El siglo XX fue el más ecléctico y creativo respecto al maquillaje y a la belleza, pero empecemos por el principio! En esta entrega llegaremos hasta la década del 70.
1900 – 1910
En esta década el ideal de la mujer era, como en muchas otras antes, una con una piel blanquísima. No estaba bien visto lucir la piel bronceada porque así la llevaban las mujeres trabajadoras por pasar largas jornadas laborales al aire libre (un prejuicio bastante tonto y clasista, pero era lo que imperaba en esa época). Para eso se ponían muchísima ropa si iban a la playa, usaban sombrillitas para tapar el sol y hasta llegaban a usar unas sustancias muy peligrosas para blanquear la piel que contenían plomo o arsénico…algunas más que embellecerse lo que lograron fue envenenarse. También llegaban a marcarse más el color de las venas para que no se dude de lo delicada que era su piel…de nuevo, yo hubiera estado muy a la moda, pero por naturaleza! jajaja 
En el cabello, el blanco también imperaba; se lo llevaba blanco (sí! Creían que les daba un aspecto juvenil) y ondulados y para logar esto recurrían a rizadores o postizos. El lacio no estaba bien visto porque se creía en esa época que tener el cabello lacio era indicador de que esa persona era caprichosa (…increíble). 
Las feministas fueron las primeras que consiguieron que se aceptara el maquillaje de color. Las actrices, que acostumbraban a maquillarse en escena, comenzaron a lucir color fuera del ambiente teatral, y así muchas mujeres poco a poco fueron empezando a usar rubor de nuevo, usar tonos de sombras más osados y hasta teñirse los cabellos con henna.
1910 – 1920
Lillian Gish
En esta década se usaba un maquillaje más natural, ya no se buscaba ese rostro de color blanco artificial y se moderaban con el uso de los polvos, de hecho Helena Rubinstein (empezamos a ver nombres conocidos!) proponía polvos rosas para dar una aspecto más saludable. Por otro lado Elisabeth Arden abre su primer salón de belleza en donde proponía a tratamientos faciales para mejorar la calidad de la piel. Tanto Elisabeth Arden como Helena Rubinstein comenzaron a proponer productos cosméticos y para el cuidado de la piel que eran aceptados enseguida y no sólo aceptados, consumidos de tan manera que se agotaban!
Con la llegada de la guerra, gastar dinero en maquillaje era visto como frivolidad, por lo que solamente se usaba un poco de labial rojo y vaselina en los párpados para que se vieran más brillantes.
El cabello, mientras tanto, dejó de llevarse ondulado y comenzó a peinarse con raya al estilo Lillian Gish, que para entonces era el ideal a seguir por las mujeres. 
Cuando terminó la guerra, las mujeres deseaban lucir enigmáticas y peligrosas, provocativa con respecto a todas las reglas anteriores, así que se cortaban el pelo de manera muy masculina, destacaban los ojos con mucho delineador negro y los labios se llevaban en un rojo intenso. 
1920 – 1930
Una de mis décadas favoritas! Los locos años 20!
Los años 20 fue una época de cambios para la mujer, que empieza a liberarse, se dejan de llevar los incómodos corsés, dejan de estar siempre en casa y empiezan a trabajar en la industria. La mujer cambia, entonces es natural que la estética y la belleza también lo hagan; se pone de moda el corte de pelo a lo garçon, una verdadera revolución porque la mujer nunca había llevado el pelo tan corto!
Con respecto a la belleza, se admira a las actrices famosas y se quiere tener los ojos oscuros y redondos y la piel clara (como Betty Boop, esa onda) y el maquillaje quiere resaltar los labios con tonos rojos y dándoles forma de corazón. 
Josephine Baker
En los ojos se llevan colores oscuros, en fin, una imagen muy teatral y recargada, pero a la vez muy sensual y femenina, la mujer se volvía una verdadera vampiresa.
Innovación de la época?  Una máscara para pestañas resistente al agua… tanto Elisabeth Arden como Helena Rubinstein se atribuían la invención, así que desde ahí en más comenzó una feroz competencia por dominar el mundo de la cosmética.  A ellas se suma Max Factor, maquillador de teatro y de varias estrellas de cine. 
Se empiezan a abrir un poco las cabezas con respecto a distintos tipos de belleza y se puede ver en la cantidad de admiradores que tiene Josephine Baker, la diosa del ébano! Detalle divertido: mi mamá me puso mi nombre por Josephine Baker.
1930 – 1940

La mujer de los años 30 es puro glamour, elegancia y femineidad. 
Ya no se busca que la piel sea tan blanca, se busca un aspecto natural en ese sentido, por lo que si a veces se bronceaba por el sol, daba igual, eso era natural. Los rasgos se buscan más estirados y finos, por lo que empezamos a ver esto desde la forma de las cejas hasta en la manera de aplicar el rubor. 
El delineador se aplica de manera muuuy finita y sutil, el maquillaje recargado de la década anterior se consideraba vulgar, así que se volvió a la vaselina en los párpados, pero también se usaban sombras doradas, plateadas, marrones y violetas. Se empiezan a usar pestañas postizas y se sigue con el rojo en los labios.
En el año 1938, Max Factor lanza la base de maquillaje! Y las mujeres se abalanzaron para conseguirla y lucir una piel impecable como las estrellas de cine.
El cabello se lleva todavía corto, pero se le agregan ondas y se lo prefería rubio, casi llegando a tonos platinados, como las estrellas de Hollywood.
También esta época las empresas cosméticas comienzan a lanzar cremas antiarrugas para el consumo masivo.
1940 – 1950
Una década complicada, de guerra, por lo que se buscaba que la mujer se viese adulta y sensual pero no frívola.
La calidad del maquillaje baja por la escasez de materia prima y las mujeres inglesas rápidamente utilizaron su ingenio para paliar esta escasez!  Usaban betún de botas para sustituir la máscara de pestañas y también para marcarse las cejas. También para reemplazar su rubor, usaban pétalos de rosas sumergidos en vino tinto. Se usan colores oscuros…hasta tristes. 
El delineado de vuelve más pronunciado y grueso, también los labios, que se delinean y rellenan para que la boca se vea más grande, carnosa y redondeada. Se llevan tonos marrones y rojos oscuros.
El cabello ya no se usaba corto, sino que se recogían sus cabellos en peinados altos o se usaban pañuelos a modo de turbantes que servían para disimular los cabellos descuidados por la necesidad y la escasez. 
1950 – 1960

Los años 50 fue una década de renovación y progreso. Con el término de la guerra, la mujer vuelve a ocuparse más de su apariencia y se muestra siempre impecable y muy arreglada.
El maquillaje es parecido al de la década anterior, pero más suave y con más color, el delineado de ojos empieza a usarse con “colita” y se prefieren las sombras en tonos azules y turquesa. Las cejas empiezan a usarse más gruesas. En los años 50 era mas importante que el maquillaje combinara con la cartera que quién lo llevara. No importaba que el resultado se viera artificial, algo que iba de acuerdo con el New Look que dictaba Christian Dior, lo que estaba de moda.
El tono preferido en los labios? El naranja! 
Las mujeres cambiaban el color del pelo muy a menudo, se llevaba liso, ondulado, largo o corto. El color más popular era sin dudas el rubio y muchas adolescentes recurrían a extensiones o postizos para imitar la famosa cola de caballo de Brigitte Bardot. 
En esta década hay un culto a la belleza que se ve no sólo en el maquillaje, sino en los productos que salían para el cuidado de la piel y del cabello y en todos los accesorios que se diseñaban para la mujer.
1960 – 1970

Los años 60 tienen una estética divertida y juvenil!  La tendencia la marca la juventud, de hecho. A finales de los 40, después de la guerra, hubo un “baby boom”, que más tarde se convirtió en la juventud de los años 60.
La actitud e imagen de los años 50 la encuentran anticuada y la rechazan, adoptan un look más juvenil y aniñado. Para lograr este estilo se lleva el cabello con volumen, postizos y flequillos largos.
El maquillaje se centra en los ojos, y son uno ojos exagerados! Se perfilan con delineador por arriba y por abajo para lograr forma redondeada, se usan sombras en tonos turquesa, azules, blanquecinos, y tonos pastel como el rosa pálido. Las pestañas son postizas al 100%! Se buscan unos ojos inocentes y dulces…pero también sexies.
Los labios se llevan en tonos muy claros, desde la gama de los nudes hasta las de los rosas y se rechaza el rojo, porque se busca una expresión infantil como de niña-mujer.
El ideal de belleza era…bueno, una muñeca! con mucho volumen en el pelo, ojos grandes y marcados, y boca jugosa y tierna.
A finales de esta década aparecen los brillos en el maquillaje y se intensifican los colores.
1970 – 1980
A partir de los 70 ya no hay una sola moda, sino que hay varias tendencias a la vez. Esta década fue pura revolución! Liberación sexual, movimientos naturistas, amor libre, lucha por los derechos de la mujer….cada uno podía llevar el estilo que quisiera, crear y jugar.
La juventud busca un nuevo concepto estético y se toman tendencias de la India, potenciando una belleza más espiritual que física. Entorno étnico, melenas largas y cuidadamente descuidadas, adornadas con flores o símbolos los de paz y amor.
Como decíamos, hay muchas tendencias en esta época, veamos algunas:
Hippies: llevaban el pelo largo, flores, maquillaje muy natural, desaparece el delineador y usan khol, se dibujaban símbolos de paz y flores en la piel. 
Disco: usaban por la noche el maquillaje en exceso, aplicaban productos con mucho brillo y mucho color, en plata y  dorado, los delineaban con colores muy oscuros  pero los rellenaban con labiales claros. Pero también podían llevar los labios rojos o hasta negros! La piel era brillante y las cejas muy finitas.
Punks: Cabezas afeitadas, tatuajes, estética agresiva, maquillaje en exceso en ojos, y tonos oscuros en uñas y labios.
Glam Rock: mucho color, rebeldía elegante, brillos y maquillaje muy cuidado, pero con algunos elementos punk.
Bueno, chicas, hasta acá esta edición! La próxima, la última entrega, con fines del siglo XX y principios del XXI!


2 Comments

La Belleza a través del tiempo – Segunda Parte

Seguimos con nuestro viaje a través de la historia de la belleza! Hoy vamos a hacer un saltito un poquito más hacia adelante.
Durante la edad media, las mujeres tuvieron que dejar los cuidados estéticos un poco de lado (aunque no del todo como veremos un poquito más adelante) debido a las constantes guerras y epidemias, pero se hizo un gran hincapié en los hábitos de limpieza. En el caso de las mujeres de alta alcurnia, se encerraban por miedo al contagio, entonces recibían en sus salones a los vendedores ambulantes que les ofrecían distintos bálsamos, hierbas medicinales y artículos de tocador.
En cuanto a la apariencia, la mujer medieval considerada “bella” era de suaves cabellos rubios y pálida, de mejillas y labios rojos y cejas finas y arqueadas. Es por eso que las mujeres contaban con peines, polveras, limas y tijeras para uñas, pinzas para depilar (sí, se ve que el look uniceja de las romanas no les iba) algodón y plumas para aplicarse color en los labios y hasta pelucas rubias para las cuales se utilizaban cabellos de personas fallecidas.
A la edad media le sucede el Renacimiento, ahí vemos más cambios; era una época de gran sensibilidad y refinamiento, así que la estética no se quedó atrás. Italia se convierte en el centro que dictará cuál será la moda a seguir, el ideal de belleza y los productos cosméticos a utilizar. De hecho, en el siglo XVI se crea el primer laboratorio cosmético por los monjes de Santa María Novella.
El ideal italiano de belleza consistía en una mujer de curvas pronunciadas, frente alta y cejas casi inexistentes y piel blanca, casi nívea.  El pelo soñado seguía siendo el rubio y hacían mezclas y experimentos súper locos para intentar aclararlo. Catalina Sforza, publicó por esta época un libro que reúne estos experimentos para corregir defectos, crear sus propios “maquillajes” y mascarillas.

En ese mismo siglo Catalina de Medicis se dedicó al estudió de las cremas e incorporó a su corte un equipo de perfumistas y fue justamente una de sus más cercanas amigas la que abrió el primer salón de belleza en París que ayudará muchísimo a mejorar la higiene, porque por esa época se lavaban las manos una vez por semana como mucho y se peinaban muy de vez en cuanto, por lo que imagínense lo que sufrirían al desenredarse en el salón de belleza!
En esta época, los ojos se delineaban con negro, mientras que los párpados eran coloreados con  azul o verde y los labios llevaban colores rojos intensos en forma de corazón.
Un siglo después, surge una fiebre por el rubor entre las parisinas y de ellas a todo el resto de Europa, seguían manteniendo el modelo de maquillarse anterior con los labios en forma de corazón, pero ahora exageraban con el color en las mejillas mientras dejaban el resto del rostro bien blanco a fuera de usar un exceso de polvos y una crema nacarada brillante a base de azufre (sí, azufre!) que produjo varios envenenamientos mortales. Además, resaltaban los lunares especialmente en el rostro, escote y en la espalda porque eran símbolo de belleza y tenían un gran poder erótico.
Los productos de maquillaje se comprarán en exclusivos y carísimos locales de la rue Sain Honoré y los peluqueros construirán pelucas fastuosas y extravagantes.
A partir de esta época y gracias a la corte francesa es que se perfeccionará la cosmética y comenzará a incursionar en las primeras cremas antiedad por llamarlas de alguna manera, pero todo vuelve a desacelerarse con la revolución francesa, donde por decirlo de alguna manera, el horno no estaba para bolllos ni para cremitas y labiales…recién volvió a  tener un lugarcito la belleza gracias a Josefina, la esposa de Napoleón quien seguía distintos regímenes de belleza para el rostro, el cabello y el cuerpo.
Llega el Romanticismo y llega esa postura lánguida, de damisela en apuros, desfalleciente, como la chica de Crepúsculo, esa onda. Algunas para tener ese aspecto lívido, pálido, casi enfermizo ingerían peligrosas cantidades de vinagre y algunas hasta plomo y arsénico! Se marcaban además más las ojeras (ah, yo hubiese sido la envidia de varias con mi palidez de fantasmita y mis ojeras! 😉 ), apenitas coloreaban sus mejillas, pero eso sí, los labios ROOOOOOOJOO furioso! Para darle dramatismo, vieron? Las pelucas vuelan y se usan las melenas largas y con suaves bucles en las puntas, en tonos rubios angélicos o negro noche. Los dos extremos.
A principios del siglo XIX, además, tenemos al abuelo del lifting o del botox! Se hace el primer intento de eliminar las arrugas a base de un invento horrible y mortificador al que llamaban “esmaltado de la cara”. Primero había que lavarse la cara con un líquido alcalino, después se colocaba una pasta para rellenar las arrugas y encima se colocaba una capa de esmalte hecha con arsénico y plomo, la cual duraba aproximadamente un año. Un horror. Si la máscara era muy gruesa se agrietaba al menor movimiento. Era como ir con una máscara como la de Vainilla Sky todo el tiempo…realmente muchas preferían eso a que se les vieran las arrugas, loquísimo, no?
A mediados de este mismo siglo, aparece una especie de labial más de tipo industrial, claramente de color rojo, que era como una pomada, una crema. Entre sus ingredientes tenía manteca (mantequilla), cera de abejas, uvas negras y raíces vegetales.
Bueno, chicas, para la última entrega dejo el siglo XX – XXI, lo más divertido para el final!


8 Comments

La Belleza a través del tiempo – Primera Parte

Hace unos días compartí con ustedes un post sobre cómo las distintas mujeres del mundo cuidan de su belleza con diferentes recetas caseras y truquitos, hoy quiero compartir con ustedes un poco de historia, la historia de la belleza más específicamente, cómo las mujeres cuidaban y embellecían su rostro y cabello a través de las distintas épocas. Lo que hoy les propongo, es un viaje en el tiempo de la belleza, me acompañan?
Aunque no lo crean, el maquillaje se usa desde hace más de 14.000 años! De hecho, se han encontrado esqueletos de esa antigüedad teñidos de rojo, porque el maquillaje, la decoración corporal y el arreglo del cabello tenían un significado de ritual, mágico, también era símbolo de status y también era parte de las preparaciones funerarias.
La mujer de la edad de piedra decoraba su rostro con manchones de barro y hasta hay grabados en los que se pueden observar mujeres embelleciéndose y embadurnándose con grasa de renos. También se sabe que coloreaban sus labios con una pasta que era una mezcla de polvos rojos, esencia de rosas y aceite de sésamo.
Sin embargo, las culturas que forjaron los inicios de la civilización fueron también las primeras en darle una mayoooor importancia a la estética; estoy hablando de Egipto, Grecia y Roma, lo vemos?
EGIPTO
Las mujeres egipcias se preocupaban muchísimo por su aspecto, como les contaba en el otro post, hasta se han encontrado “cremas” y distintos productos que utilizaban como maquillaje en las tumbas. Recordemos que todo lo que ellos colocaban en las tumbas era considerado importante y necesario para llevar a la otra vida, así que miren si no les importaba verse bien! La mismísima Cleopatra además de confiar en su gran inteligencia resaltaba su belleza para darle a su persona ese aire de divinidad que correspondía a los faraones del Antiguo Egipto.
Las egipcias resaltaban sus ojos maquillándolos con  colores fuertes, los párpados los pintaban con colores vivos que obtenían a base de mezclar tierra, cenizas y tinta. Un color muy popular era el azul o el turquesa, que obtenían de pulverizar piedras y minerales. Para terminar de obtener una mirada impactante, se hacían su hoy famoso delineado con kohl (una mezcla de hollín y otros ingredientes). Con el mismo kohl resaltaban sus cejas. También era común que resaltaran sus pestañas con una máscara especial de color verdoso.
En cuanto a los labios, las egipcias fueron las primeras en  pintarse los labios con el objetivo de ostentar unos labios más seductores (ya no como parte de rituales, como antiguamente)! Y no de cualquier color, sino de rojo! Para lograrlo, hacían un tinte de ocre rojo y óxido de hierro natural que colocaban sobre sus labios con un cepillo o un palito (como si fuera un antiguo gloss)
Los egipcios fueron las personas de la antigüedad que practicaron más el arte del maquillaje, ningún otro pueblo lo ha usado tanto. Los productos cosméticos se comenzaron a usar para protegerse de los efectos del clima caliente y seco de Egipto. Por ejemplo, el kohl los protegía de la conjuntivitis y los aceites perfumados tan famosos servían para para humedecer la piel y devolverle su flexibilidad…una suerte de body splash bien hidratante.
En cuanto al pelo, se usaban pelucas o pelo al natural, pero veneraban el cabello negro y lustroso, por lo que si este no era su tono natural, buscaban oscurecerlo con la todavía famosa henna (que además les daba unos reflejos rojizos) o directamente recurrían a la peluca (que además era un símbolo de status). Hay muchas versiones sobre la belleza de Cleopatra, pero una dice que ella en realidad era rubia, como la mayoría de las mujeres de ascendencia macedonia y que por eso utilizaba fastuosas pelucas de cabello negro azabache.
GRECIA
En Grecia también buscaban aclarar su piel y para ello utilizaban una mezcla hecha a base de yeso, polvo de albayalde, tiza y harina de habas…pero esto sólo podían usarlo si se mantenían lejos del sol, ya que sino el rostro se les oscurecía!
Las griegas también eran fans de las pestañas abundantes y renegridas, y para conseguirlas recurrían a una mezcla de huevos de hormigas y moscas machadas…sí, como leen…lo que las mujeres hacemos por la belleza!
En Grecia se decía que “no había mujeres feas ni viejas”, de tanto esmero que ponían en su apariencia.

Las mujeres libres (no así las esclavas) llevaban largas cabelleras a las que les solían dedicar diversos cuidados durante diversas horas del día. También sólo las mujeres libres podían maquillarse, y lo hacían para diferenciarse de las esclavas; solían también prestarle especial atención a sus uñas y se rasuraban el vello corporal al igual que las egipcias.

 Las atenienses, sobre todo, maquillaban sus ojos de negro y azul y si bien le daban un tono rojizo a sus mejillas, las uñas y labios debían ir en tonos más sobrios y en lo posible, del mismo color.
Con respecto al color del cabello, los griegos lo preferían rubio, como la cabellera de la diosa Afrodita! Y para lograrlo utilizaban una mezcla de pétalos de flores amarillas con potasio. Además, hombres y mujeres rizaban sus cabelleras.
ROMA

Durante el imperio romano también hubo una obsesión por verse bellos, no sólo las mujeres, sino también los hombres pasaban muchas horas maquillándose, peinándose y depilándose.
Las romanas arreglan sus cabellos con muchísimo esmero, se hacían unos tocados y recogidos increíbles a los que les agregaban flores, perlas y hasta telas para que fuese el mejor de todos.
El rojo es el color que imperó entre las mujeres, no sólo en mejillas y labios, sino también en los cabellos, pero no cualquiera podía usar este color, las esclavas, libertas y cortesanas lo tenían prohibido, era un color para mujeres de alta posición social.

En cuanto a los ojos, se colocaban unas “sombras” hechas de cenizas. El tatara tatara tatara abuelo del smokey eye!
Además, las mujeres romanas consideraban bello y estético que las cejas estuvieran unidas sobre su nariz (se imaginan!), para conseguir tal efecto usaban la misma fórmula que usaban para las pestañas, que es la que heredaron de las mujeres griegas. 
La esposa de Nerón fue una de las primeras que se sabe que utilizaba mascarillas faciales! Ella mezclaba leche de burra con otros ingredientes y se la aplicaba antes de acostarse y se la dejaba puesta durante toda la noche.
Las romanas también fueron pioneras de las cremas anti age! Utilizaban una mascarilla compuesta de arroz y harina de habas.

Espero les haya gustado esta entrega! La próxima mucha más info sober las épocas que le siguieron!