ourbeautybag

A great WordPress.com site


Leave a comment

Bella & Natural

Hay una frase súper conocida que dice que somos lo que comemos, será cierto? Últimamente estuve leyendo mucho sobre esto; primero porque una tarde nos quedamos charlando con mis amigas sobre esto (sí, en serio) y después porque el otro día fui a cenar a lo de mi mamá y de postre –porque sabe que me encanta- había comprado melón y me dice “¿para qué será bueno el melón?”. 
Todos los alimentos, para bien o para mal nos aportan algo, las frutas o cualquier otro alimento orgánico o sin químicos siempre cosas buenas, mientras que los alimentos procesados…no tanto…pero sabemos qué alimento consumir para ayudar a nuestro cuerpo en determinadas áreas? Qué es lo mejor para mejorar la piel? Qué ayuda al pelo? Que nos ayuda a limpiar el organismo? Bueno, aprovechando que viene el calorcito y las frutas (o un buen licuado! El otro probé uno de banana y arándanos, increíble!) se ven irresistibles…vemos para que nos sirve cada fruta?
Ya que venía hablando del melón, vemos para qué es bueno? Esta fruta además de ser re rica y refrescante (en verano podría almorzar melón todos los días) es rica en vitamina A y también tiene el hierro y el magnesio. Estos dos últimos te ayudan a tener huesos fuertes!
Seguimos con otra de mis preferidas? El ananá (piña)! Esta fruta ayuda a desintoxicar el cuerpo, a purificar y eliminar las toxinas que hay en del cuerpo.
Frutillas (fresas)! Tan ricas! Y además son buenísimas, tienen mucho potasio, por lo que ayudan a regular la presión sanguínea y a contrarrestar los efectos del abuso del sodio. Como tienen mucha vitamina C, ayudan a prevenir las arrugas porque estimulan la producción de colágeno. También dicen que las frutillas son buenas para ayudar al cuerpo a defenderse de los rayos ultravioletas (pero no por eso olvides ponerte protector  solar!!)
Las manzanas tienen antioxidantes sobre todo en las cáscaras (a mí me encanta comer la manzana con cáscara, así que genial!) que ayudan a mantener la fiel luciendo joven y además ayudan a prevenir y a controlar el acné.
Ya que se viene la navidad, uvas! Las uvas son mal vistas porque tienen bastante azúcar, pero se merecen una reconsideración! Ellas son ideales si necesitás un extra de energía! También ayudan para mejorar la digestión y en mascarillas, son excelentes para exfoliar la piel.
El mango también está en el grupo de los antioxidantes y también sirve para evitar la degradación de las células, ya sabés, mango para una piel joven y bella!
Arándanos. Últimamente los arándanos están en todas partes, y menos mal, son BUENÍSIMOS. Tienen muchos aminoácidos, vitamina C y antioxidantes que ayudan, entre otras cosas, a combatir a los radicales libres, mantener la firmeza de la piel, prevenir arrugas,  estimular la producción de colágeno y también ayudan a que la piel sea más resistente a las agresiones de los rayos ultravioletas.
La naranja, es la diva de las frutas en cuanto a beneficios. Cuenta con abundantes sales minerales, -calcio, sodio, potasio, fósforo, hierro-, hidratos de carbono y vitaminas. El agua de su flor hidrata la piel a la par que la limpia y la tonifica.  La naranja también favorece el incremento de colágeno al mismo tiempo que fomenta la buena cicatrización. También es antioxidante y retrasan el envejecimiento prematuro.  Además, ella y todos los cítricos en general además limón, mandarina, naranja ayudan a combatir la celulitis y a tonificar el cuerpo.
El riquísimo y fragante coco nos ayuda a la mineralización de los huesos. Su pulpa triturada es un buen acondicionador para el cabello y su agua atenúa las arrugas e imperfecciones del cutis. Una divinura.
Las bananas son muy buenas porque su potasio ayuda al sistema circulatorio a llevar oxígeno al cerebro, reducen el riesgo de la presión alta, regulan el sistema digestivo, alivian la anemia, promueven la salud ósea y ayudan a reducir los dolores menstruales.
La ciruela tiene mucha vitamina E, A y C. Es antioxidante, ayuda a reforzar las defensas, mejora la anemia, refuerza los huesos, previene la artritis, reuma y cáncer de colón.
Las peras, son muy buenas para regular el colesterol y la digestión y como también tiene calcio, es buena para los huesos.
Cerezas…las amo! Para qué sirven? Son antioxidantes y ayudan a tener una piel nutrida y cudada, son ideales para comer antes de la exposición solar. También son buenas para la hipertensión y para las embarazadas, porque tienen mucho porcentaje de ácido fólico.
Los duraznos (melocotón), son buenos para la digestión, depurar la sangre  y para lucir una piel radiante. Además, si estás nerviosa, comer un durazno puede ser buena idea, ya que tiene un suave efecto tranquilizante.
Por último, para qué es buena la sandía además de para refrescarse en estos calurosos días de verano? Tiene propiedades anticancerígenas, favorece la digestión, desintoxica el organismo, fortalece el sistema inmunológico, previene problemas cardiovasculares y ayuda a reducir el nivel de stress. Pavada de fruta, eh! Me parece que ahora más gente va a comer sandía 😉
Bueno, chicas, ojalá que después de ver toooooooodos estos beneficios, coman más frutas! Son ricas y hacen MUCHO bien.
Qué fruta preferís? Sabés algún otro beneficio de las frutas?


2 Comments

SUEÑO DE BELLEZA – ASPECTO DE CUENTO AL DESPERTAR

Cuántas veces habrán hablado nuestras abuelas del “sueño de belleza”? Ellas no se equivocaban, no es mito! Un buen sueño reparador es la fundamental para lucir radiante y descansada a la mañana siguiente.

Durante la noche es cuando debemos limpiar nuestra piel y quitarle de encima toda la suciedad y el stress (porque la piel también se estresa, es la que tiene que estar en contacto con el clima, la polución y demás agresiones) ya que es cuando el cuerpo aprovecha para reparar la piel que haya sufrido algún daño (producto del stress como les decía o por cualquier otra razón).

¿Pero qué es exactamente lo que ocurre durante la noche? Al finalizar el día, la piel deja de estar expuesta a la radiación solar y a la contaminación, por lo que el cuerpo puede por fin relajarse y contribuir a que la piel y tooodo nosotras sea más receptiva a los tratamientos que apliquemos.

Muchos estudios científicos muestran que se produce una mayor síntesis tisular mientras dormimos, lo que quiere decir que se produce una mayor reparación de los tejidos ya que la sangre llega con mayor rapidez y facilidad al cuello y a la cabeza y de ahí se reparte llevando nutrientes y oxígeno en particular a la piel del cutis.

Además, como la piel en este momento no está expuesta al sol o la contaminación, los elementos que aceleran el envejecimiento celular (los odiados radicales libres) se eliminan en una mayor cantidad que durante el día. Sí, vos y tu mente estarán descansando, pero tu cuerpo sigue trabajando…y de qué manera! Si tu piel luce más relajada, tersa y linda después de una buena noche de sueño es porque tu cuerpo trabajó por horas para que se viera así; la piel rejuvenece naturalmente mientras dormimos.

Como dijimos más arriba, la piel se muestra más receptiva a recibir nutrientes, por lo que todo lo que apliques será realmente aprovechado! Por lo que qué opinás si le damos una manito a nuestro cuerpo con el tema de la regeneración? A continuación, vamos a ver qué podemos hacer para contribuir con nuestro granito de arena a vernos más bellas todas las mañanas!

El ritmo de división celular tiene su pico máximo entre las 12 y las 4 de la madrugada, “Es entonces cuando el ADN se repara y se produce la síntesis de colágeno” afirma el doctor Tom Mammone, director ejecutivo de Investigación y Desarrollo de Clinique, es por eso que vas a  encontrar muchiiiiiiiiiiiiiiiísimos cremas nocturnas y serums reparadores para el rostro, pero también muchos productos nocturnos para el cabello.
Lo ideal sería que cuando llegues a casa y después de realizar todo lo que tengas que hacer y que pueda generarte aunque sea mínimo stress (tareas domésticas, estudiar, terminar algunos asuntos de la oficina, lo que sea…) te des un buen baño relajante, te exfolies y limpies bien tu cara, para dejar los poros libres y limpios, listos para recibir el tratamiento que vayas a aplicar y además para prevenir que la piel se vea opaca o que nos salgan granitos. Así, aunque el pico de actividad empiece mucho más tarde, le das tiempo extra al cuerpo para que vaya absorbiendo los nutrientes de a poquito.

A continuación, aplicamos la crema que hayamos elegido en una cantidad justa, es decir, una capa ligera que pueda ser absorbida por la piel…no por colocar mucha cantidad vas a nutrir más a tu piel, al contrario, puede que resulte hasta contraproducente.

En el mercado existen muchas cremas para la noche y dirigidas a distintas necesidades y edades así que elegí la que mejor se adapte a tu edad y tipo de piel y a regenerar!

Si querés que el efecto regenerador sea aún mayor, aplicate antes de tu crema nocturna unas gotitas de tu serum facial favorito!

Pero no sólo la piel del rostro se regenera, se regenera TODO, así que ya que estamos, qué tal si también aprovechamos y cuando nos duchamos nos exfoliamos bien el cuerpo para después aplicarnos una buena crema humectante (y si es perfumada con alguna fragancia relajante mejor! Así descansás mejor) y que la piel absorba tranquilita todos los nutrientes.

Yo a la noche también estoy aplicando en mis pestañas un serum reactivador de pestañas de L’oréal. Sí, como lo leen. Su intención es estimular el nacimiento de las pestañas, hacerlas más largas, numerosas y fuertes y evitar su caída. Para ello se ha utilizado un concentrado de activos: Provitamina B5, Pro-péptidos, Arginina y Centella Asiática. Durante la noche es cuando las propiedades de los activos desarrollan todo su potencial. Funciona muy bien, de verdad siento que mis pestañas están más resistentes.

Si no querés usar un producto “industrial” también podés mimar tus pestañas por la noche con aceite de almendras o de ricino. Para esto, poné un poquito de aceite en un cepillito de esos que traen las máscaras limpio o un pincel o un hisopo. Cuidado, no toques demasiado la raíz de las pestañas para evitar que te entre en el ojo, o te va a arder! Estos aceites alargan las pestañas y también las fortalecen, así que si sos de perder pestañas, vas a ver que ya no se te van a caer tanto.

Por último, porque no darle una ayudita extra a tu pelo también? Últimamente hubo un boom de productos capilares nocturnos; hay ampollitas, serums, cremas de tratamiento, leches…lo que se te ocurra, hay! Así que lo único que no hay son excusas! Cada tanto al menos, dale una ayudita a tu cabello con alguno de estos productos!

Para darle a tu pelo un mimo extra (que tanto se lo merece por todo lo que le hacemos, pobre, entre las tinturas, las planchitas, las bucleadoras, el secador, las gomitas muy ajustadas que lo cortajean…) fijate primero qué es lo que necesitás…tenés las puntas dañadas? Tu pelo está reseco? Tenés mucho frizz? Tus rulos no tienen mucha forma? Tu lacio se te rebela? Hay una gran variedad de productos que cubren TODAS las necesidades, yo, por ejemplo, a veces uso el orofluido que es para nutrir y cuidar el cabello en general (y que además los días de mucha humedad te lo deja diviiiiiiiiiiino) y otras el Ego Boost de Bed Head – Tigi que es para reparar las puntas y además para cuidar el cabello que se expone a muchas agresiones (le VIVO haciendo cosas a mi pelo)…elegí el producto que se adapte mejor a lo que necesite tu pelo y que él también disfrute de un sueño reparador!

Realizás alguna rutina de belleza mientras dormís?


4 Comments

Secretos de belleza de alrededor del mundo

Allá lejos y hace tiempo, las mujeres de Medio Oriente ya cuidaban su piel y su pelo con el aceite de argán, muchísimo antes de que este producto se pusiera de moda y apareciera en  miles de productos cosméticos de hoy, pero qué otros secretos tienen ellas y las mujeres de todo el mundo para verse increíbles?
Comencemos nuestro Tour de Monde en Egipto, donde descubriremos que la pasión por cuidarse y verse bellas es antiquísima! A alguien le suenan los famosos baños de leche y miel de Cleopatra? Cleopatra era muy asidua a estos baños ya que la leche y la miel hidratan y suavizan la piel. Si querés sentirte como la Reina del Nilo sólo necesitás agregar un poco de leche en polvo a una bañera con agua caliente y un poquito de miel.  Las alemanas lo siguen haciendo, confían en el suero de leche para ver su piel suave y gloriosa y por eso es un ingrediente muy común en sus productos de belleza.
 
Otra forma que tenían las mujeres de las pirámides de tener la piel radiante era limpiarse con una pasta hecha de natrón (lo que hoy es bicarbonato de sodio) y agua. También utilizaban una mezcla de aceite y limas para limpiar los poros y hasta hallaron restos de esta mezcla en tinajas en las tumbas! Bellas hasta en el más allá.
Por supuesto también recurrían a las sales del mar muerto para exfoliar sus cuerpos y tener una piel suave y luminosa. Hay muchísimas recetas caseras y también productos para exfoliar que incluyen la sal, por qué no los probas y te sentís en las arenas del desierto?
En Rumania, en cambio, las mujeres hacen un exfoliante con harina de maíz! Se la aplica sobre la piel húmeda y se hacen movimientos circulares. Se puede usar sólo con agua o también se pueden agregar yemas, miel o aceite de oliva. En Rusia, en cambio, prefieren obtener un rostro suave usando una mascarilla de puré de frutillas (fresas) y miel en el resto del cuerpo.
Las mujeres marroquíes también aman tener una piel suave y en la antigüedad fueron pioneras de la depilación! Ellas mezclaban miel, jugo de limón y piezas de tejidos naturales como el lino. Se calentaba la miel a la que se le agregaba unas gotitas de limón y se dejaba enfriar un poquito. Luego, se aplicaba esta mezcla sobre una tira de género en el lugar donde se quería depilar, se lo dejaba unos segundos y se tiraba! La versión ancestral de las tiras depilatorias.

Ahora demos un salto hasta Magreb. Las mujeres allí aman el jabón negro y cómo les deja la piel. Este jabón es un exfoliante natural, rico en vitamina E y que se elabora a base de una mezcla de aceitunas negras maceradas en aceite de oliva, qué tal?  Usar este jabón garantiza eliminar las toxinas y activar la regeneración celular.  Las mujeres francesas, siempre a la búsqueda de productos para cuidar y realzar su belleza, también adoran este jabón prodigioso.


Otras que adoran sentir su piel suave son las mujeres de Pakistán! Ellas lo consiguen usando un “scrub” especial de almendras. Se pican las cáscaras de las almendras junto con aceite de coco y voilá! Piel de bebé y con un aroma increíble.
Y si de aromas increíbles se habla, las mujeres de la India disfrutan de ellos mientras suavizan su piel y se relajan con masajes hechos con aceites de sésamo, almendras dulces, rosas, jazmín o jojoba. Relax y belleza, dos en uno!
En Tahití también son fans de los aceites; las mujeres aman el monoï (“Aceite perfumado”) que se obtiene combinando copra y flores de tiaré maceradas. Ellas lo usan tanto en la piel para mantenerla hidratada como en el cabello, para repararlo si está seco o dañado.
Tailandia también le rinde homenaje a los aceites naturales; sus mujeres usan el aceite de tamarindo cuando se bañan, para que la piel les quede suave y brillante y para aclarar manchas. También para lograr una mayor suavidad se exfolian con cúrcuma y para terminar de verse espléndidas, añaden aceite de coco en sus cabellos para que se vean sanos y brillantes.
Visitamos otro país que empiece con T? Qué tal Taiwán? Allá las mujeres comen y usan jobi, una especie de mijo rico en calcio y en vitaminas como la B1 para aclarar la piel y mantenerla más suave (en países como Korea y Taiwán buscan mucho aclarar la piel, por eso las BB Creams allá son un éxito).
Las japonesas también añoran una piel de porcelana, y para esto utilizan un body scrub de arroz y aceite de arroz que nutre y suaviza la piel gracias a la Vitamina E. Podés probar los efectos del arroz en tu piel llenando un potecito con granos de arroz y un poquito de aceite de oliva. Pasate esto por el cuerpo y luego metete en una bañera con agua calentita para que los nutrientes penetren en tu piel.
En China, en cambio, cuidan sus pieles del envejecimiento prematuro y de los radicales libres con otro favorito de su alimentación: el té. Más específicamente el té blanco que usan en forma de pasta al mezclarlo con polvo de té verde y un poco de jugo de limón. Se aplican esto como mascarilla en el rostro y se olvidan de las arrugas.
Las escandinavas, en cambio, sólo utilizan agua para revitalizar la piel de su rostro…pero no cualquier agua, no! Agua de manantial y helada! Y las francesas? Otra bebida…vino! Pero ella beben! Una copita por día para obtener preciosos antioxidantes. Las italianas son otras que optan por los antioxidantes de las uvas, pero ellas sí se las colocan en el rostro, hacen un puré con ellas y se lo aplica en forma de mascarilla.

En Argentina, también tenemos un secretito que compartimos con Uruguay y Paraguay…vieron que tomamos mucho mate? Bueno, el mate tiene muchísimas propiedades antioxidantes y ayuda a mantener la piel sana y más joven por más tiempo (mi abuelo vivía a mate y vieran su piel…a los 86 años no tenía UNA arruga…o sea, sí se notaba que era viejito, pero no tenía pliegues!! Ojalá sea genético! Por las dudas sigo tomando mate jejeje). Últimamente están saliendo muchos productos que contienen a la yerba mate entre sus ingredientes y ya hay cremas y exfoliantes de esta plantita.
Ahora, si de tener manos bellas se trata, hablemos con las mexicanas! Tradicionalmente se han aplicado un exfoliante de azúcar y limón que les deja las manos suaves y perfumadas.
Pero si lo que buscan es una melena envidiable, podemos hablar con las coquetas chicas de Sudáfrica. Ellas logran un pelo hermoso aplicando una mascarilla de miel, aceite de oliva y una yema de huevo. La dejás 30 minutos y listo! Un pelo humectado y precioso a la orden. 
 Si sufrís de caspa, las australianas tienen un truquito; agregale unas gotitas de aceite de eucaliptus  a tu shampoo y chau caspa! En cambio, si tu problema es que el pelo te crece muy lento, tu solución viene desde la India, en donde las mujeres usan la leche de coco para que el cabello crezca más largo y grueso. Sólo tenés que frotarla en el cuero cabelludo, dejarla durante una hora y luego enjuagar. Si hacés esto seguido, vas a ver cómo va a ir mejorando tu pelo!
Bueno, chicas, ojalá les haya gustado este tour de belleza y que prueben algún ritual de belleza de otro país.
Qué ritual de belleza es típico de tu país?


5 Comments

¿Cómo nos cuidamos del sol?

Ya estamos en pleno camino hacia la primavera en el hemisferio sur… los dias se han puesto más largos, hay más luz natural en las tardes y las temperaturas de a poco comienzan a subir, y una de las preocupaciones que se nos vienen es por supuesto, estar bronceadas y con un color más o menos saludable 🙂 Pero más allá de eso, el cuidado con respecto al sol no es un tema para tomárselo a la ligera, ya que cada año se diagnostican alrededor de 3.5 millones de casos de cáncer de piel de células basales y de células escamosas, según la American Society of Cancer.

Lo más probable es que muchas de nosotras no le hemos tomado el peso al cuidado respecto del sol: incluso yo, que soy una defensora de las pieles de porcelana, me encanta tomar un lindo tono dorado en la piel, ya que la ropa blanca resalta un montón, pero la verdad es que tomar sol NO HACE BIEN, y no importa cuántas veces hemos escuchado esto, siempre es bueno repetirlo, ya que al tomar sol, lo que hacemos es quemar la piel, lo que califica de todas maneras como un daño que no deberíamos hacerle, y como lo hemos dicho varias veces, la piel es nuestro lienzo y hay que cuidarla!

Sin embargo, hay formas de cuidarnos de los rayos nocivos del sol, y acá van algunos consejos:

Evitar exponerse a los rayos solares entre las 10:00 y las 14:00 horas, donde éstos son más fuertes.
Usar bloqueador todo el año. El que esté nublado no es excusa para no usarlo, ya que los rayos UV penetran las nubes igual… La idea es tener un factor entre 15 a 30 siempre encima, y ojalá algo más alto para el rostro (yo uso un bloqueador Vichy factor 50 que es buenísimo y uno de Natura que es factor 30 y para las pieles secas a mixtas)
– Seleccionar un bloqueador que te proteja de los rayos UVA y UVB, no sólo de uno.
– Las cantidades: Usa alrededor de una cucharara de té de bloqueador en el rostro y en el cuerpo una porción del tamaño de los vasos en los que se toman shots de tequila (seguro todas saben cómo son jejeje)
EVITEN EL SOLARIUM, por favor!!!! Además de tomar un color medio naranjo en el bronceado, que se ve poco natural, sea como sea no es seguro para la piel.
Quienes trabajen al aire libre tendrán que reaplicarse varias veces al día para asegurarse que la piel está bien protegida.
– Niñpos menores de seis meses no deberían exponerse al sol ni usar ningún tipo de bloqueador. Mejor mantenerlos a la sombra y bien cubiertos.
Para una mejor actuación de tu bloqueador solar, aplicar 20 a 30 minutos antes de exponerte a los rayos solares, con la piel limpia, seca y fría. Si aplicas bloqueador con la piel tibia, los poros abiertos pueden irritarse y desarrollar sarpullidos.
– El bloqueador se aplica antes de la crema hidratante y del maquillaje.

¿Tienen algún tip para protegerse del sol? ¿Qué bloqueadores usan?


6 Comments

Aceites divinos: ACEITE DE ALMENDRAS

Hoy nos toca hablar de otro aceite buenísimo! El aceite de almendras. Las almendras no sólo son riquísimas, sino que son ricas en grasas beneficiosas para la salud, en proteínas, minerales y vitaminas A, B y E.
El aceite de almendras se obtiene del fruto del árbol del almendro (Prunus Dulcis) que tiene su origen en las regiones de Asia Central, donde es cultivado desde hace miles de años.
La variedad de almendras dulces es la que presenta los mayores beneficios para el organismo sin ningún tipo de toxicidad, a diferencia de la variedad de almendras amargas que sí son tóxicas, ojo con esto.
Este aceite se obtiene por prensado al frío y por extracción y refinamiento. Idealmente se debe de usar prensado al frío ya que el refinado a veces es calentado y pierde algunas de sus propiedades o quedan residuos de los productos usados para extraerlo. Pero el aceite refinado no tiene olor lo cual es que suele resultar mejor para las aplicaciones en cosméticos (aunque yo AMO cómo huelen las almendras, así que no me importaría oler a almendras).
Tradicionalmente, al aceite de almendras se le atribuyen propiedades beneficiosas tanto para la piel y el cabello como para uso interno (como para aliviar dolencias gástricas, por ejemplo).
Vemos estos beneficios en mayor detalle?
PIEL
El aceite de almendras desinflama y calma las irritaciones cutáneas e  hidrata y suaviza todo tipo de pieles. Ayuda a prevenir y a suavizar arrugas y estrías.  Por sus propiedades hidratantes y anti-inflamatorias es muy usado para hacer masajes.

El aceite de almendras se recomienda especialmente para pieles resecas, con signos de deshidratación o escamación. Puede aplicarse sobre la piel húmeda tras el baño o la ducha.

Es ideal para masajear el cutis, ya que tiene una consistencia ligera, suave y poco viscosa, permitiendo que las manos se muevan con facilidad.

En el rostro, es particularmente efectivo para la prevención de arrugas prematuras, líneas de expresión y patas de gallo. También es de gran ayuda contra la flaccidez.
También es buenísimo para calmar la piel después de la depilación, sobre todo si te depilás el vello sobre los labios.
El aceite de almendras se puede usar directamente sobre la piel como aceite corporal o como humectante facial. Se usa en su estado puro o se puede mezclar con otros aceites que requieran diluirse como el de rosa mosqueta o el de germen de trigo. Se puede también usar puro con unas gotas de vitamina E. Yo lo uso mucho en invierno sobre la piel de las piernas y en codos  y rodillas, porque el frío y el agua caliente me resecan la piel.

 CUERPO

Debido a sus propiedades anti-inflamatorias se lo usa en problemas respiratorios tomando una cucharadita mezclado con otros aceites vegetales. Este aceite ayuda a despejar la mucosidad de los tejidos.


También, ayuda con problemas gástricos y puede ser usado como laxante suave y como complemento proteico ya que las almendras tienen un alto contenido proteico que ayuda a remplazar las proteínas animales en dietas vegetarianas, por ejemplo.
CABELLO
Este aceite es bueníiiiiiiiisimo para cabellos castigados, quemados, escamados y quebradizos ya que les proporciona brillo y suavidad. También es genial para las puntas abiertas.
Por ejemplo, si tenés el pelo muy seco o apagado, podés aplicar un poco de este aceite y masajear suavemente mechón por mechón de la raíz a la punta. Te lo dejás 20 minutos y te lavás la cabeza como siempre. Vas a ver que se ve más brillante  y nutrido. Si podés, hacelo cada 15 días para ver cambios más notables.
PESTAÑAS
Por último, te cuento un dato para tener pestañas más lindas! Si tenés pestañas poco pobladas y débiles, el aceite de almendras te va a venir bárbaro! Tenés que poner con ayuda de un hisopo o pincel finito un poco de aceite en las pestañas con cuidado de que no te entre en el ojo. Hacete este tratamiento todas las noches y vas a notar cómo empiezan a cambiar tus pestañas; se van a ver más fuertes, gruesas, largas y tupidas. Esto además es muy bueno para nutrir las pestañas si te las teñís o hacés permanente en ellas muy seguido.
Si sos cuidadosa, hasta podés usar el aceite de almendras para demaquillarte los ojos y dejar que el aceite actue…pero como te dije antes, cuidado con que se te meta en el ojo!
Probaste alguna vez el aceite de almendras?


4 Comments

Alimentos que mejoran nuestra piel

Este fin de semana me tocó trabajar en la oficina, ¡y no sé si puedan pensar en algo más aburrido que trabajar un domingo!, y más encima despertar tempranito para ello. Pues bien, la cosa es que entrevistaron en la radio a un dermatólogo de la Universidad de Chile, y para mi sorpresa, dio datos muy, pero muy interesantes sobre cómo los alimentos y hierbas que comemos pueden ayudar a nuestra piel a verse radiante y hermosa, sin necesariamente (y ojo, acá digo “necesariamente”) aplicar cremas demasiado caras y fuera de nuestro presupuesto.

Hemos hablado mucho acá de la importancia de la piel como un lindo lienzo para el maquillaje y todas las cosas que nos gustan aplicar en nuestro rostro, entonces acá las claves que dio el doctor Juan Honeyman para mejorarla… tal vez encuentres que ese rico sandwich o ese café demasiado caliente no te hace tan bien como pensabas…

Algunos tips: 
  •  Si eres muy adicta a alimentos cálidos o condimentados, tienes más posibilidades de que te aparezca rubor crónico o eritrosis facial, que puede terminar en una rosácea. Estos alimentos son cosas como el chocolate, el ají, café muy caliente, sopas o todo tipo de alcohol. Todos estos elementos son vasodilatadores, es decir permiten más flujo de sangre a esas zonas, y si este flujo se hace constante, los vasos se mantienen dilatados y la rojez sigue. 
  • Atención… si tu piel, sin tener rosácea, es muy sensible a los cambios de temperatura (como la mía!!) y te pones roja de inmediato, un pequeño tip: agua de manzanilla!!! Hazte una infusión, déjala enfriar, luego consigue un rociador (de estos portátiles, para que puedas llevarlos en la cartera) y aplícate cuando te sientas colorada. La manzanilla tiene propiedades vasoconstrictoras y así minimiza la circulación de sangre (esto sí que lo voy a probar luego!!)
  • Otro tip es la papa: aplicar mascarillas de papa, que también es vasoconstrictora, ayuda a sacar el calor del rostro “y se les quita la rosácea”, como señala el doctor Honeyman. También puedes usarla para las jaquecas 🙂 
  • Para la protección de la piel, el betacaroteno es fundamental. El doctor Honeyman contaba en la entrevista que en dos ciudades distantes sólo 50 kilómetros una de la otra y ambas con muchísimo sol, en una había una alta concentración de población con cáncer de piel y en la otra no. ¿Por qué? ¡¡¡Porque en uno de esos pueblos se consumía mucha zanahoria!!!!  
  • La zanahoria es un fotoprotector que consumimos de forma oral, y si le agregamos tomate, mejor aún, es un filtro solar.
  • Respecto a las manchas, hay alimentos que pueden activar la fotopigmentación favoreciendo la aparición de manchas (esto al actuar de forma contraria al tomate y la zanahoria). En estos por ejemplo están los lácteos, porque tienen insulina, que ayuda a la pigmentación.
  • Con alimentos demasiado grasosos, aumenta la secreción de la glándula sebácea, tapando el poro y así, los pequeños bichitos que viven en nuestra piel tienen donde desarrollarse, formando las espinillas. 
  • El consumo de frutas, que tienen alto nivel de antioxidantes, es clave para mantener una buena salud de la piel y mantenerla joven, especialmente las frutas con vitamina A, como las de color naranjo, que evitan el envejecimiento del colágeno y retrasan la aparición de arrugas. Quienes consumen poca vitamina A tienen el cutis muy seco. 
  • Quienes son propensas a los puntos negros, espinillas y pequeños granitos es necesario hacer limpiezas faciales, pero cuando los poros no están tapados no es necesario, porque también se pueden poner más sensibles. La frecuencia de las limpiezas depende de qué tan obstruidos estén los poros.

La verdad muchas de estas cosas me encantaron!! Definitivamente probaré eso del agua de manzanilla para aliviar lo rojo del cutis 🙂

¿Tienes algún secreto de alimentación que ayude a tu piel?

    PD: Si quieres puedes escuchar acá la entrevista completa 🙂


    6 Comments

    SPA en casa – Tercera entrega

    En esta tercera entrega: CUERPO.
    Ya tenés el pelo listo, la cara impecable…ahora toca el cuerpo!  
    Ya hablamos de lo importante que es exfoliar la cara y ahora nos toca a hablar de su utilidad para el cuerpo. 
    Cuando exfoliamos la piel del cuerpo, colaboramos con la regeneración epidérmica porque  retiramos las células muertas que quedan adheridas a la capa superficial, logrando de esta manera que nuestra piel quede más suave, tersa y luminosa. También con los movimientos de masajes que hacemos al hacer una exfoliación ayudamos a la irrigación sanguínea y a reactivar la circulación. Además, todos los hidratantes u otros productos que te apliques después van a penetrar más profundamente.
    La exfoliación consiste en realizar una limpieza profunda de la piel para permitir la entrada de los principios activos que se le aporten por vía cutánea y también para permitir la oxigenación de las células. Esto ocurre cuando somos jóvenes de manera natural cada 20 o 28 días, pero cuando envejecemos o atravesamos un período de stress, cansancio o cansancio, esta renovación se hace de manera más espaciada, por lo que la piel queda “tapada” y en consecuencia se ve mate o apagada y se siente un poco áspera.
    Por esto está bueno darle una mano a nuestra piel y ayudarla en este proceso con productos específicos. Hay muchísimos tipos de exfoliantes en el mercado; muchas marcas ofrecen distintas opciones en cuanto tipo de grano, fragancias, activos, ingredientes naturales y agregados como puede ser el retinol
    Acordate que todo lo que se le hace a nuestra piel (lo bueno y lo malo) es acumulativo, así que es muy importante dedicarle tiempo y atención; exfoliar, hidratar, nutrir, asegurarnos de tomar agua, protegerla de la radiación solar y del frío. Si hacemos esto, tendremos una piel más linda por mucho más tiempo, y no solo linda, SANA.
    Habiendo dicho todo esto, cómo hacemos la exfoliación corporal? La manera más fácil y cómoda de exfoliarse es cuando nos duchamos, masajeando las diferentes zonas –previamente humedecidas- con el exfoliante elegido (yo voy a usar el que reseñé hace poquito, el Salt Scrub Suffle de Universo Garden Angels) y así activando la circulación y eliminando las células muertas e impurezas. Después, retiramos con agua tibia.
    Los masajes que hagamos para exfoliar tienen que ser circulares en la zona de la panza, caderas y cola y de movimientos ascendentes en las piernas. Prestale especial atención a las partes más secas de tu cuerpo, como codos, rodillas y tobillos. Es muchísimo mejor si además usás una esponja vegetal o unos guantes exfoliantes.
    Como vine haciendo en los posts anteriores, te dejo algunas recetas caseras para hacer tu propio exfoliante corporal en casa:
    Exfoliante casero corporal de miel y azúcar:  
    Ingredientes:
    1 taza de azúcar morena o blanca
    4 cucharadas de aceite vegetal preferiblemente de coco o almendras 
    2 cucharadas de miel
    Opcional: unas gotas de vainilla.
    Mezclá todo muy bien y a exfoliar!
    Exfoliante casero corporal cítrico:
    Ingredientes:
    1 cucharada de miel líquida
    1 cucharada de jugo de limón
    Un poco de azúcar.
    Mezclá todo hasta integrar perfectamente y después, a exfoliar!
    Los sí y los no de la exfoliación:
    :
    – Promueve la renovación celular
    – Elimina impurezas
    – Activa la circulación
    – Da luminosidad a la piel
    – Deja la piel más suave
    – Se puede realizar en cualquier momento del año
    – La puede realizar uno mismo
    NO:
    – No es recomendable la exfoliación en personas con problemas en la piel 
    – No aplicar el exfoliante frotando con fuerza porque se irritará la piel
    Después de exfoliar,  aplicá en todo el cuerpo una buena crema hidratante y para seguir con el relax del día de SPA, mejor si tiene alguna fragancia que te guste mucho. Yo me puse la crema con aceite de argán de Natural Honey que huele delicioso. Una buena opción es buscar alguna con aroma a chocolate, ya que esta fragancia nos pone de mejor humor y producimos endorfinas. Sea cual sea la que elijas, aplicala con unos buenos masajes, y si tenés celulitis o retención de líquidos, aprovechá este momento y aplicá la crema que estés usando ahora porque los principios activos van a penetrar más profundamente.
    Si buscás más relax todavía, esperá para aplicar la crema y date un buen baño relajante (pero no te relajes tanto como para olvidar aplicar la crema después, eh!); llená la bañera con sales o algún aceite con fragancia que te guste (ideal la lavanda para relajar), metete dentro con un buen libro o algunas revistas, buena musiquita y olvidate del mundo exterior por un rato. No existe nadie más que vos en ese momento. Si podés, antes de salir date una ducha corta con agua fría (o usá el duchador, sobre todo en las piernas) para reactivar la circulación. Cuando salgas, secate con calma y ponete la crema (no te olvides!). Podés tomarte un rico té en hebras después de esto para terminar de relajarte.
    Relajada? En la próxima entrega: UÑAS.
    Algunas vez te exfoliaste el cuerpo? Cómo te resultó? Tenés algún exfoliante preferido?