ourbeautybag

A great WordPress.com site


2 Comments

Lidiando con la ayuda en las tiendas de belleza Parte II

Queridas, el otro día ya les conté de la experiencia de esa chica en la tienda, la cual por insegura se terminó llevando muchas cosas que tal vez ni quería ni andaba buscando antes de entrar a la tienda. Pues bien, ahora miremos la historia desde el otro punto de vista: ¿cuántas veces nos ha pasado lo mismo a nosotras cuando hemos ido de shopping de belleza?

Hay que reconocerlo: cuando llega la vendedora y nosotros no sabemos exactamente lo que queremos, es facilísimo que nos tienten con muchas cosas que de verdad no necesitamos, desbordando nuestro presupuesto y sintiéndonos culpables después. La cosa, chicas, es que comprar maquillaje y cosas de belleza debería ser para nosotras una experiencia de placer y no de angustia, por lo que

Por ello, así como nos preparamos para ir de compras de ropa, sabiendo exactamente qué es lo que queremos, seamos iguales con nuestra compra de maquillajes y objetos de belleza, siguiendo estos simples consejos:
Revisa tu presupuesto: Reconozcámoslo, ninguna de nosotras es millonaria (y si lo eres, qué afortunada!! :)) por lo que antes de hacer una compra, es una buena idea revisar tu presupuesto y saber más o menos de cuánto dispones para comprar lo que quieres, así disfrutas de la experiencia y después no te angustias.
Entra a la tienda con un propósito: Si vas por una base de maquillaje, compra sólo la base. Si necesitas más cosas, haz tu lista detallada con marca incluida, así irás directamente a los counters que estás buscando y no pasearás por todos.
– Si necesitas hablar con la chica de la tienda por un producto, atención: muéstrate SEGURA de lo que estás buscando. Si te ven dudando, te afanan con la tienda entera!!! xD Pero en serio, si tú dices “quiero esta base” y ese es el producto que quieres, y ella te dice “esa es buena pero yo recomendaría esta, le gustaría probar esta o esta o esta”, muéstrate directa pero amable y raya tú la cancha. Recuerda que el cliente siempre tiene la razón y si eso es lo que quieres, nadie puede convencerte de lo contrario a menos que quieras que lo hagan 😉
De todas maneras, si tienes dudas, ese es el momento de formularlas para recibir las respuestas que andas buscando. Si no te satisfacen, sigue preguntando.
Limita tu tiempo en la tienda: Sí, acá me declaro la full culpable =P entro a la farmacia buscando shampoo y salgo con shampoo, acondicionador, un producto nuevo para el pelo y un par de cosillas de más. Por eso, una decisión inteligente es limitarte a los minutos que te demore encontrar tu producto y ponerte en la caja de inmediato, así evitas la tentación de rondar por todos los pasillos.

¿Tienen algún otro consejo o experiencia?


10 Comments

Lidiando con la ayuda en las tiendas de belleza

Historia real: ayer andaba de paseo (miento, comprando xD) cuando en una tienda vi a una chica preguntar tímidamente por cierto producto de maquillaje a una vendedora, que la llevó de paseo por varios counters. Al rato vi que la vendedora la había convencido de llevar como 20 cosas más, ya que la niña, excesivamente educada, nunca le dijo que se detuviera o le dijo que no a algo. Podrán entonces imaginar la cara de angustia de la chica al pasar por la caja registradora…
Seamos honestas, a todas nos ha pasado eso de estar ultra convencidas de que queremos A y salimos de la tienda con A, pero a veces también con B, C, D y a veces hasta E, dañando nuestro presupuesto y nuestra seguridad en nosotras mismas por tentadas, o por a veces no saber decir que no a las vendedoras, algo que tenemos que aprender a controlar para que salgamos contentas y no angustiadas por nuestra compra. Y sin desmerecer el trabajo y la ayuda que muchas veces nos entregarán estas chicas, tener en cuenta un par de detalles no está mal.
Por lo general, las chicas que trabajan en estas tiendas se dividen en tres: la vendedora por comisión, la vendedora de la tienda y la experta en la marca. La vendedora por comisión gana por lo que vende, por lo que tal vez podría impulsar a una compradora insegura a elegir más productos de los que inicialmente quería (porque de ello sale parte de su sueldo, claro). La vendedora de la tienda es la que trabaja para la tienda y su sueldo no depende de las compras, y la tercera, la experta en la marca, que a veces es una maquilladora o una chica bien entrenada por la marca para responder preguntas.
Con esta división clara, puedes hacer una mejor búsqueda cuando vayas de compras: si andas en busca de un producto específico, busca directamente a la experta en ESA marca, que podrá responder tus dudas respecto de ese producto y aclarar si te sirve o no.
Si en realidad no sabes bien qué andas buscando y quieres mirar opciones, puedes preguntarle a la vendedora de la tienda: por ejemplo, si quieres una BB Cream, pero no tienes idea cual puede ser la mejor, anda y consulta qué marcas tienen, cual te recomendaría ella y después las analizas por tu cuenta.
Y si lo que estás buscando es abastecerte de tus productos favoritos, la vendedora por comisión puede ayudarte a buscarlos y así se benefician las dos 🙂 ya que ella los registra bajo su tarjeta y así gana por lo que tú compras.
De todas formas, todo esto no sirve de nada si la compradora no está SEGURA, pero de esto hablaremos en un post el lunes!!! 🙂
Besos chicas guapas!!!!