ourbeautybag

A great WordPress.com site


2 Comments

Nuestras cejas: de enemigas a cómplices (parte II)

Para todas nuestras queridas seguidoras, acá va lo que prometí el miércoles: el tutorial para arreglarte las cejas en casa. De nuevo, si no están seguras de querer hacerlo ustedes, siempre podrán encontrar consejos en una buena diseñadora de cejas (créanme, las hay) pero si quieren ahorrarse algunos pesos y aprender a manejar sus propias cejas, acá va el cómo 🙂

(gracias a las ídolas de The Beauty Department por la foto)

Lo que necesitas:
01.- Unas buenas pinzas (se recomiendan dos, unas normales y otra con punta en ángulo)
02.- Una tijerita de cortar pequeña, de esas que cortan cutículas
03.- Cepillo para cejas o un cepillo similar al que tienen las máscaras de pestañas.
04.- Un lápiz, cualquiera.
05.- Lápiz o sombra blanca.
06.- Un espejo con buen aumento para ver los pelos finos, y otro normal.
07.- Hielo (esto es opcional si le temes al dolor, sirve para adormecer la zona).

El paso a paso:

1.- Lo primero que tienen que hacer es tomar el cepillo para cejas y peinarlas hacia arriba, preparándolas para el paso 2.

 2.- Con la pequeña tijera, corta todos los pelos que son más largos que la forma de tu ceja, para que queden de tamaño manejable. Este paso es importante ya que una vez que ayudé a una amiga a arreglar sus cejas si hubiera sabido esto todo habría sido más fácil jeje.

3.- Con las pinzas angulares limpia todos los vellos sobre y bajo la ceja, sin tocarla todavía. Acá, si quieres evitarte el dolor, envuelve un hielo en una toalla delgada y pásalo varias veces sobre y bajo la ceja para adormecerla, ya que así sentirás menos el tirón de la pinza. Trata de tomar dos o más pelos a la vez para apurar el proceso y minimizar el momento.

4.- Con la pinza en punta, toma los pelos rebeldes y los más cortos. Para esto es mejor que uses el espejo con más aumento, así podrás notar los pequeños detalles que no has visto. Insisto: no toques tus cejas aún.

Terminados estos cuatro pasos tus cejas ya deberían verse mucho más prolijas. Tómate tu tiempo con el espejo sin tanto aumento para ver cómo están. Tal vez ahora te das cuenta que no necesitas tanta definición, sino era limpieza.

Si decides seguir con la forma, los pasos ahora son determinar dónde debe ir

5. Toma el lápiz y sostenlo en forma vertical a un costado de la nariz. Cuando cruce la esquina interna de tu ceja, ese es el lugar donde debe comenzar. Todos los pelos que queden hacia adentro se van.
Yo recomiendo tomar una sombra o lápiz blanco y marcar los vellos que tienen que salir, así no sacarás más pelo del necesario en ese lugar.

6.- Toma el mismo lápiz largo y ahora haz un ángulo entre tu nariz y el iris de tu ojo. Fíjate por qué punto de tu ceja pasa y hazle una marca con el lápiz o sombra, porque ahí es donde el arco de la ceja debe empezar.

7.- El último paso es angular el lápiz nuevamente desde la nariz hasta la esquina exterior de tu ojo: tu ceja debe terminar por donde pasa el lápiz.

8.- Con esos tres puntos marcados puedes empezar a limpiar la ceja. De vez en cuando aléjate del espejo y mírate en contexto, para asegurarte que no te vayas a pasar. De todas maneras, de ser así, hay lápices y sombras para cejas que pueden ayudar a llenar los vacíos 🙂

Cuéntennos cómo les va y cualquier duda se las resolvemos!!! 🙂

Advertisements


3 Comments

Nuestras cejas: de enemigas a cómplices (Parte I)

Leyendo varios blogs de belleza, posts en Facebook y otras revistas, me he dado cuenta de que, con todo el conocimiento, información y herramientas disponibles ahora para las que amamos la belleza, el cómo perfilar las cejas vuelve a ser un tema recurrente. Muchas chicas temen “meterle mano” a sus cejas, tal vez por el miedo de sacar demasiados vellos, o que queden deformes o disparejas, y se dejan sus cejas tal cual. No tengo problema con las chicas que deciden no hacerlo, pero cuando me encuentro con alguna de ellas sueño con tomar mis pinzas y dejarles las cejas mucho mejor de cómo las tienen jejeje. 
¿Les gusta? a mí para nada!

Siguiendo con mis analogías de la belleza y la pintura que me gustan tanto: si el rostro es el lienzo, las cejas vendrían siendo el marco de los ojos… y una pintura hermosa sin marco o con un cuadro desgastado y poco pulido no se destaca tanto, ¿cierto? Esto me pasa a menudo: ver a chicas que tienen ojos hermosos y bien maquillados, pero tu atención se va hacia aquella ceja gruesa y poblada que te distrae de los ojos, que deberían ser el foco, a mi juicio. En esos momentos pienso que sería tan sencillo ver a más chicas disfrutando de sus cejas en vez de considerarlas enemigas por no saber manejarlas. 

 
Por eso, tal cual como en la guerra, conocer a tu enemigo es fundamental 🙂 y por eso, antes de siquiera pensar en depilarlas o perfilarlas, hay un par de cosas que hacer y puntos clave a considerar antes de aplicar pinza, tijera o cera. Es fácil equivocarse si no te has tomado el tiempo de estudiarlas 🙂 A veces algunas ya tienen una linda forma natural y otras necesitan más trabajo, pero primero hay que mirarlas para saberlo. 
Dicho esto, mírate al espejo y analiza tus cejas al natural, sin siquiera peinarlas. ¿Son oscuras o claras? ¿Son gruesas o delgadas? ¿Todos los vellos van en la misma dirección o hay algunos que se disparan para varios lados? ¿Son más bien rectas o con algo de curva natural? ¿El extremo exterior de la ceja termina más fino o no? Anota los resultados.
Después de ello, hay dos cosas que debes aceptar antes de iniciar el cambio, para mejores resultados: 
1.- Acepta la forma de tus cejas
Tal cual. ¿Por qué te digo esto? Porque muchos chicos y chicas intentan cambiarlas demasiado, haciendo que se vean forzadas y no quedan bien nunca, y no hay nada peor que una ceja que no va bien con tus ojos. De hecho, por experiencia se los digo: la primera vez que me depilaron las cejas, mi tía le dio la misma forma que la de mi prima, que tiene un rostro muy diferente al mío, entonces al mirarme en el espejo, ¡definitivamente no me sentaba nada de bien! 
Pero gracias a ese pequeño “ensayo y error” decidí hacerme yo cargo de ese detalle, y ahora sólo recurro a la peluquería para limpiar los vellos extra, pero la forma la mantengo yo y así será siempre 🙂 Soy de la firme idea de que nuestras cejas están “diseñadas” para nuestra cara, y por eso debemos hacer de ellas nuestras aliadas. 
 2.- Acepta la cantidad de vello que tienen
Un ejemplo del terror =)
Ojo, esto no quiere decir que no debamos adelgazarlas en algunos puntos, es más que nada que no se te pase la mano al hacerlo. Aunque te gusten las cejas finitas, remover demasiado vello puede jugarte en contra, ya que si con la pinza o la cera te dejas o dejan una línea muy delgada, después cuesta mucho corregirla y que los vellos vuelvan a crecer para darle la forma correcta. ¿Han visto a las actrices de las películas de los años 40 donde tienen solamente una línea de vellos, y a veces incluso dibujada? Esa era la moda de esos años, pero ahora ha cambiado tanto la cosa que he visto en revistas de moda mujeres con las cejas sin tocar… yo eso lo encuentro demasiado, porque amo unas cejas bien hechas, pero en gustos no hay nada escrito. 
Conocidos – y reflexionados – estos dos detalles, si estás dispuesta a depilarte las cejas, todavía hay un detalle que debes definir: ¿quieres sólo “limpiarlas” o darles forma? Si decides limpiarlas (es decir, sacar el vello extra pero mantener sus rasgos y el grueso general), tienes dos opciones: o ir a una peluquería para que te saquen con cera los pequeños vellos invisibles en el entrecejo y encima y debajo de la línea natural de la ceja, o hacerlo tú misma. 
(Pd: Si me preguntas a mí, yo voto por limpiar las cejas en casa, porque igual que con los cortes de pelo, a veces las especialistas se guían por sus propias ideas y terminas con algo que no querías. Si temes que te duela, adormece la zona con un hielo envuelto en una toalla)
Si decides hacerlo tú misma, elegir una pinza de buena factura es fundamental: las Tweezerman tienen prestigio y son de buena calidad pero algo caras, yo tengo una Trim que compré en una farmacia y hace muy bien su labor. De todas maneras este elemento dura muchísimo, así que acá también voto por invertir en una buena y que te dure mucho, que comprar una cualquiera que se vaya a romper a la primera. 
 Ahora, si decides darles forma, el viernes tendremos en Our Beauty Bag un pequeño tutorial sobre cómo perfilar tus cejas en la comodidad de tu casa sin tener demasiadas complicaciones 🙂 De todas maneras, si no te atreves a hacerlo tú misma, consulta en tu salón de belleza regalón si tienen a alguna estilista especializada en esto; una vez perfiladas, la mantención de ellas puede quedar en tus manos perfectamente. 
¿Tienen alguna duda sobre las cejas que quieran abordar? ¡¡¡Todavía estoy en proceso de escribirlo así que envíen sus preguntas con confianza!!! 🙂


5 Comments

Review: Delineadores de ojos y cejas de Esika

Tipo de producto:
Delineadores de ojos y de cejas
Qué promete: 
Color que no se corre ni con agua. Trazo cremoso y máximo color.
Marca: 
Esika
Precio:
Entre CLP 1.490 y 2.990 // entre 3 a 6 dólares
Mi experiencia: 
Hemos hablado bastante en este blog de la importancia de comprar maquillaje de calidad para asegurarnos de no tener problemas. Pues bien, algunas veces debo reconocer que rompo esa regla jeje, porque bueno, a veces el bolsillo no da para tanto y quieres regalarte algo lindo, práctico y que no te cueste demasiado 🙂
Cuando empecé recién a interesarme por el maquillaje, el comprar por catálogo fue una muy buena y barata forma de armar mis básicos, y hacía ya un montón de tiempo que no me compraba nada así, sobre todo respecto a los delineadores, porque estaba muy acostumbrada a mi delineador negro regalón de Maybelline, pero decidí tomarme un respiro del negro y cambiar un poco el look.
Así un día estaba esperando mi clase de danza cuando me puse a hojear el catálogo de Esika (una marca del estilo Avon, Oriflame y Natura, de precios está un poco por debajo de esta última) y me encontré con estos delineadores, que me parecieron bastante razonables. Había escuchado sobre que había lápices para cejas, pero nunca me había atrevido a usarlos ya que temía que quedaran demasiado dramáticas. De todas maneras, encargué el lápiz de cejas en color natural y un delineador de ojos café, que andaba buscando hace tiempo un tono café moro pero que no había podido encontrar.
Llevo usándolos un par de meses y debo decir que han sido una más que estupenda inversión. 
Primero hablaré del delineador color café. Me encantó su textura cremosa y oscura, antes había comprado otro delineador en Oriflame y casi no marcaba nada, este sin embargo con la primera aplicación la línea queda definida. Claro que por lo mismo, si te delíneas con los ojos cerrados, inevitablemente te queda manchado el párpado inferior =P pero no es nada que un buen hisopo no pueda solucionar. Además, si le sacas una buena punta, la línea queda muy natural y fina.
Con el lápiz de cejas también me llevé una buena sorpresa: como el color es natural, de verdad no se nota cuando lo usas, en mi caso, que tengo las cejas oscuras, rellena sutilmente los espacios más vacíos y la ceja se ve muy linda, definida y absolutamente natural. También tiene una textura cremosa pero no es pesada, entonces se disimula bastante bien.
Ahora, lamentablemente Esika no tiene una opción de lápiz de cejas para las chicas rubias o colorinas, por lo que para esos casos recomiendo comprar alguna sombra de un tono similar y aplicar con un pincel de cejas, o ya derechamente con un delineador dorado claro en el caso de las rubias y algo más naranja en el caso de las colorinas, aunque es mejor irse a la segura con la sombra, porque puede que el lápiz no sea del tono correcto.
¿Has usado algún producto para rellenar tus cejas?


2 Comments

Los NO de la Belleza

Hoy tenemos un antipost. Hoy vamos a dar un vistazo a hábitos, conductas y factores que hay que evitar para estar bellas por dentro y por fuera. Como ya se habrán dado cuenta, en este blog le damos una gran importancia al cuidado de la piel, porque para poder maquillaje o hacer cualquier otra cosa tenemos que tener una piel SANA. La piel que tenemos hoy va a acompañarnos toda la vida, así que mejor cuidarla, no? Lo mismo el pelo, los dientes, todo lo que forma nuestro pelo. Para poder sentirnos lindas, tenemos que sentirnos y estar sanas, así que sin más preámbulos, los NO de la belleza:


NO TOMAR AGUA
Tomar poca o nada de agua y aún peor tomar en su lugar café o gaseosas va a provocar una acumulación de toxinas y deshidratación de la piel y que se vea ajada y se avejente más prematuramente. Además, en el caso de las gaseosas, hincha y nos aporta una cantidad de azúcar innecesaria. Tomá agua! Acordate que somos mayormente agua!
NO LIMPIARSE LA PIEL
No demaquillarse, lavarse la cara (a consciencia y con productos adecuados, no tirarse agua, eh, eso no cuenta) o exfoliarse periódicamente provoca la acumulación de células muertas e impurezas y que nuestros poros se tapen provocando un aspecto mate y apagado en la piel y aparición de granitos o puntos negros. Limpiá tu piel! Se siente además muy bien y te queda súper suave!
ACHICHARRARSE BAJO EL SOL O EN UNA CAMA SOLAR
Más allá de que sin protección o exponiéndote en horarios de sol manos estás arriesgándote a contraer cáncer de piel, el exceso de sol nos maltrata la piel, nos la llena de machitas y de arrugas antes de tiempo. Usá protector solar! Y si sos aplicada y usás uno especial para la piel del rostro, mejor!
COMER MAL
Si no le aportás a tu cuerpo los nutrientes necesarios sabés dónde se va a reflejar primero, no? Piel, uñas, pelo. La piel se va a ver opaca y sin vida (y si hacés abuso de la comida chatarra, la vas a volver más propensa a los granitos) y con más posibilidades de tener una aparición prematura de líneas de expresión; las uñas, se van a volver débiles y quebradizas y no va a haber esmalte con calcio que lo repare; el cabello se va a volver opaco, quebradizo, poroso…ahora una manzana suena como algo de lujo, no?
FUMAR
Además del cáncer, los cigarrillos son  culpables de arruinar cutis, uñas y dientes. No resulta muy difícil distinguir a los fumadores de los no fumadores por la calidad de su cutis. Más de 60 sustancias nocivas procedentes de los cigarrillos contribuyen a crear lo que se denomina “cara del fumador”: arrugas profundas, aspecto demacrado, huesos prominentes, piel oscura, dientes amarillos…No vale la pena, mejor dejar este hábito o mejor nunca tomarlo! Si fumás, ánimo, que si hay ganas, puede dejarse, buscá apoyo en familiares y amigas que quieran lo mejor para vos.
TOCARSE LOS GRANITOS O PUNTOS NEGROS
No, no y no. Sabías que por no esperar a que el granito cumpla su ciclo vital o no usar un tratamiento adecuado para su prevención y/o tratamiento o por no haber consultado a un dermatólogo cuando debías y en lugar decidir atacarlo con los dedos podés causarte cicatrices o marcas permanentes en la piel? O empeorar lo que era un punto negro común y silvestre al infectarlo? Ah…sí. Con los deditos no! 
DORMIR POCO
Mientras nosotras dormimos nuestra piel aprovecha ese momento para repararse y renovarse. Al reducirle las ocho horas debidas, esto no se produce adecuadamente y nuestra piel se ve cansada y apagada. A dormir más temprano, a hacer el esfuerzo!
TOMAR MUCHO ALCOHOL
Tomar algo en una fiesta o en una ocasión especial, está todo bien. Pero decile no al abuso; el alcohol reseca la piel, se dilatan los poros, pueden romperse algunos capilares y exacerbar la producción de las glándulas sebáceas. En algunas personas, además, hace que la cara se vea muy hinchada al día siguiente. No hay con qué darle al agua!
NO REMOVER CORRECTAMENTE EL CLORO DE LA PIEL DESPUÉS DE NADAR
Reseca muchísimo la piel! A veces una simple ducha no es suficiente. Lo mejor: darse un buen baño, con una esponja vegetal y un jabón cremoso como Dove o un jabón corporal nutritivo. A quitar los químicos del agua antes de ir dormir relajaditas!
ESTRESARSE
Acné, eczema, dermatitis, soriasis, picazón en la piel, caída del pelo, sudor excesivo, rosácea, caspa, herpes oral; esto es algo de lo que provoca el stress en la piel. Además contribuye a que la piel pierda su luminosidad y se vea sin vida. Ponete en zen, hakuna matata, lo que te funcione, pero que el stress no te domine!
BAÑARSE CON AGUA MUY CALIENTE
Me confieso culpable de esto…AMO el agua caliente, sobre todo cuando hace frío como ahora, pero hace mal. El agua muy caliente puede causar una deshidratación profunda de la dermis causando resequedad en la piel. En personas que sufren de rosácea, además, por el cambio brusco de temperaturas puede exacerbarse su condición. Así que ya sabés, si hace frío, calentita, pero no la exageración de salir como camarón de la ducha!
COMER CON MUCHA SAL
Si comés con mucha sal, tu piel va a deshidratarse y a verse opaca, también vas a retener mucho líquido, además de causar alteraciones en tu presión arterial. Menos sal, más especias!


MUCHO AIRE ACONDICIONADO EN VERANO, MUCHA CALEFACCIÓN EN INVIERNO
Ambos deshidratan y secan la piel, usalos cuando sea necesario y en temperaturas razonables; nada de querer sentirte en Siberia cuando afuera parece que en cualquier momento pasa Aladdín sobre una alfombra mágica ni querer sentirte en el Caribe cuando afuera se escarchan las calles. A no crear microclimas!
ADELGAZAR DEMASIADO RÁPIDO
Si adelgazás muy rápido (y de manera poco sana) te estás arriesgando a la flacidez facial, envejecimiento prematuro y flacidez del busto. Además, pueden salir estrías. Mejor adelgazar despacito (en caso de que realmente lo necesites) con ejercicio y una alimentación balanceada…y si es mucho peso, que te oriente un profesional, así es con salud y sin someterte a sacrificios que no valen la pena.

COMPARTIR EL RIMEL O EL LÁPIZ LABIAL
El rimel es uno de los cosméticos que se arruinan más y por usarse tan cerca de los ojos es mejor no compartirla con nadie para prevenir infecciones. Lo mismo pasa con el lápiz labial o los bálsamos; se pueden pasar infecciones al compartirlos.


MALTRATAR LOS LABIOS 
En invierno sobre todo, los labios se nos secan mucho. Usá un bálsamo una manteca de cacao o karité que te los mantengan hidratados todo el tiempo. Evitá pasarte la lengua por los labios porque por la acidez de la saliva vas a resecar más aún tus labios. Tampoco arranques los pellejos que se formen por la sequedad con los dedos o dientes, sólo vas a provocar cortes, lastimaduras y que hasta te sangren los labios. A usar protector!
DEPILARSE EN EXCESO LAS CEJAS
Si se comete algún error al depilarse las cejas es difícil corregirlo por lo que es mejor sacar los pelitos uno a uno o con mucho cuidado. La única corrección posible es usar un lápiz de cejas, sombras o delineador del mismo color de las cejas y rellenar hasta que crezcan de nuevo. Si no estás segura de cómo hacerlo o de qué forma es la mejor para vos, andá a que la primera vez te las haga una profesional. Las cejas tienen que verse naturales; las cejas finitas además de estar pasadas de moda se ven muy artificiales. 
Importante! Después de usar la pinza de depilar, higienizala para eliminar bacterias. 
NO ENJUAGARSE BIEN EL PELO
Al lavar el pelo es muy importante enjuagarse con suficiente agua para eliminar los residuos de shampoo y del acondicionador. Si no se hace bien, el pelo va a verse opaco o pesado.
LAVARSE EL PELO TODOS LOS DÍAS
A menos que tengas el pelo muy graso, evitá lavártelo todos los días, es mejor día por medio, para no quitarle al cabello sus aceites naturales.
TEÑIRSE EL CABELLO Y NO NUTRIRLO 
Si te teñís mucho el pelo o lo exponés a tratamientos químicos como permanentes y alisados, tenés que nutrirlo y darle cuidados extra. Yo me lo tiño seguido; lo he tenido de todos los colores, pero no soy tonta, así como me gusta variar cada tantos meses de aspecto, me gusta que mi pelo se vea y se sienta saludable. Yo le doy un respiro a mi pelo entre tratamientos, y me hago mascarillas capilares, me aplico ampollas y serums reparadores. Hacelo vos también, mima a tu cabello!
USAR GOMITAS  AJUSTADAS PARA EL PELO 
Esto puede causar que el pelo se resquebraje y quiebre, sobre todo si usás las elásticas. Usá las cubiertas con tela y no las ajustes tanto. Y si podés: libertad al cabello!
NO CORTARSE LAS PUNTAS DEL PELO
Si no lo hacés periódicamente, las puntas maltratadas se irán abriendo sin que te des cuenta y estropearán hasta casi la mitad del largo de tu pelo y ahí va a ser peor, vas a tener que darte un tijeratazo mucho más radical que los dos centímetros de las puntas. Mejor recortar cada tanto y evitar esto!
SECARSE MUCHO EL PELO
Si se usa en exceso, demasiado caliente y sin usar protectores térmicos, el secador debilita el pelo dejándolo seco y frágil. Además, estimula las glándulas sebáceas provocando gratitud. 
Bueno, chicas, estos fueron los NO de la Belleza. Espero que les sirva!
Cometían o cometen algunos de estos “NO”?