ourbeautybag

A great WordPress.com site


10 Comments

PRODUCTOS DE BELLEZA: en qué invertir???

El post de hoy creo que les va a ser útil a varias de ustedes, porque vamos a hablar de  dinero & productos de belleza; cuándo invertir y cuándo ahorrar. Hay muchísima oferta de productos en el mercado, prácticamente pueden encontrar versiones de todo y a diferentes precios; por ejemplo, pueden entrar a un local de accesorios y encontrar una máscara a $15 (pesos argentinos) o pasarse por una boutique en un shopping/centro comercial y conseguir una por $200 (pesos argentinos)…pero en qué realmente vale gastar y en qué podemos decir no y optar por una opción más barata? Sigan leyendo para enterarse!
CUIDADO DE LA PIEL
Ya lo dijimos mil veces y lo vamos a decir mil veces más; para que el maquillaje luzca hay que tener una piel sana e hidratada. Por lo que en tu rutina básica de cuidado facial deberías tener: leche demaquillante (nunca jamás te vayas a la cama sin demaquillarte), jabón facial, exfoliante facial, tónico facial, demaquillante de ojos, crema hidratante, protector solar, y si ya pasaste los 25 años, contorno de ojos y crema nocturna. Este sería un kit BIEN completo.  
De estas cosas, en lo que más deberías invertir sería contorno de ojos, crema hidratante diaria, crema hidratante nocturna, en ese orden. 
El otro día pasé por Lancome a probar su nueva colección de maquillaje para esta nueva temporada y me limpiaron, hidrataron, encremaron toda la cara! Yo iba después de diez horas de trabajar con la computadora y de haber pasado una pésima noche de sueño porque hubo tormenta y al ser yo de sueño ligero me despertaba cada veinte minutos…así que imaginen cómo tenía los ojos…hinchados!!! Un horror…pero si ven esta foto, mis ojos se ven como si hubiera tenido una fantástica noche de sueño! Y les juro que no retoqué la foto! Fue el excelente contorno de ojos que me pusieron y que me explicaron que descongestiona…una maravilla! Así sale, por supuesto, pero ahí tienen perfecto ejemplo de por qué invertir un poco más en algunos productos.

Con la crema de día y la de noche, lo mismo. Es preferible gastar algo más en una crema, que con lo que dura a lo mejor no es tanto en realidad lo que pagamos, porque nuestra piel es algo que debemos cuidar.Pensá que todo lo que recibe la piel, lo bueno y lo malo, es acumulativo, así que en todo lo que sea nutrición e hidratación no hay que ahorrar.
En los demás productos podés buscar alternativas más económicas, por ejemplo, yo tengo en este momento dos exfoliantes faciales en uso, uno de Avene y otro de Neutrogena…el de Neutrogena es lo más! El de Avene es bueno, como todo lo que tiene Avene, pero me parece que no vale la pena gastar tanto cuando el de Neutrogena me resultó súper bueno
MAQUILLAJE
Bueno, ya viste mi frasco de labiales…así que no voy a decirte que compro poco…pero discierno entre las cosas que vale la pena gastar más y las que no tienen porque ser de súper marca. Vayamos al detalle!
Primer o Prebase
Si sos adolescente o apenas rozás los 20 no es taaan fundamental, a menos que tengas alguna imperfección en el rostro por acné o poros dilatados. Si ya pasaste los 25, es más importante, porque unifica el tono, reduce poros, disimula líneas de expresión finitas, en fin, te pone la cara a punto para empezar a trabajar con ella. Así que con este producto, a invertir, tiene que ser bueno para que todo lo que pongamos después luzca y dure.
 
Base
Si vas a invertir en algo de maquillaje, que sea en esto! En una no buena, sino en una EXCELENTE base. 
Tu base tiene que ser de buena calidad, adecuarse a tu tono de piel y a las características de la misma, es decir, no a la base que contiene aceite si tu piel tiende a ser grasa, porque enseguida te vas a ver con la cara brillosa o a la larga con granitos o puntos negros.
Una buena base es la esencia (y la base, duh) de un buen maquillaje, una mala base se ve al instante, o se ven las imperfecciones, o queda efecto máscara. Si no estás segura de qué tipo de base o qué color es el indicado para vos, pasate por el local de alguna marca de maquillaje y pedí que te asesoren.
Recordá, tu piel debe verse fabulosa y aterciopelada, pero no tiene que notarse que llevás maquillaje!
Corrector
No todas necesitan corrector, pero las que sí, inviertan en uno bueno!
Yo tengo siempre ojeras por un tema de circulación, puedo dormir tres días seguidos y las voy a seguir teniendo, así que invertí en un buen corrector para que mi mirada no se viera cansada.
Cuando compres un  corrector de ojeras también tenés que invertir tiempo! Porque tenésque asegurarte de que la textura y el color es el adecuado para vos. Quitando la variedad de colores de los que hablamos en un post anterior y que son para problemáticas específicas, optá siempre por un tono igual o apenitas más claro que tu piel, porque sino vas a ver que en las fotos salís con grandes marcas claras y llamando la atención a esa zona que querías disimular. 
El corrector de ojeras es otro de los productos que hacen  a la perfección del rostro, así que si tenés dudas acerca de cuál es el mejor para vos, pasate por un negocio de maquillaje y pedile a las chicas que te asesoren.
Polvos y rubores
Polvos y rubores los hay en cantidad de tonos, texturas, y cómo no!  en distintos precios.  En estos productos no hace falta que inviertas mucho dinero, es más importante en realidad con qué los apliques (hablaremos de eso más abajo) y que elijas la tonalidad correcta, por ejemplo, no elijas un rubor rosado si tenés rosacea o tenés acné.
En el caso del rubor particularmente, el tono que elijas además de tener en cuenta factores como el mencionado en el párrafo anterior, debe combinar con tu color de piel y con el resto del maquillaje. Tiene que existir una unidad general en cómo maquilles ojos, labios y el rostro en general. Tiene que verse natural, para que no se dé un efecto payaso o muñeca.
Para los polvos traslúcidos, su función es fijar el maquillaje sin agregar color, así que buscá eso y que además no te deje la cara como si te hubieras tirado harina.
Labiales
Ejem, de nuevo…ya conocés mi frasco de …. labiales (todavía no te voy a decir cuántos hay, a esperar al viernes!) pero si ves en detalle, tengo poquitos de Lancome, algunos de Revlon y un montóooooooooooon de Maybelline y Rimmel porque son mucho más baratos. De Lancome tengo un gloss que es mi caballito de batalla para salidas de noche, pero no a bailar (ahí uso tonos más osados) y un labial en rosa suave mate y un nude precioso que es una mezcla de rosa con beige que son mis colores para usar a diario y que son buenos porque son hidratantes. En esos sí invertí porque es algo que me pongo toooodos los días y como decía, cuidan además de mis labios que son molestos ya de tan sensibles…el calor y el frío excesivo les hacen mal, así que en casa, en mi trabajo, y por lo menos en tres bolsos tengo mantecas de cacao y karité.
Salvo para esa excepción, es decir, el uso diario y por bastantes horas, yo les diría que en este rubro también pueden optar por variables más económicas, sobre todo si son tonos que no van a usar seguido y que quieren usar alguna noche cada tanto, para experimentar y jugar. Onda, no gasten mucho en un rosa violáceo que es divino, pero que pueden usar contadas veces! Opten por una versión más económica y así pueden probar más colores! 
Sombras
Confieso acá que tengo varias sombras, ya conocés mi frasco, pero no conocés mi caja de sombras! Ahhh, idea para un próximo concurso?
Pero de nuevo, invertí en algunas y en otras no. Sí invertí en mis colores infalibles, esos colores que cada una tiene que descubrir que le queda glorioso y a los que ante la duda, debe recurrir. Por mi tono de piel son los chocolates y dorados, así que tengo unas muy buenas sombras en estos tonos. Después en todos los demás colores tengo distintas marcas, distintos precios. 
Si hay colores que precisás porque te queda bien con algo que vas a usar en una fiesta y sólo para esa fiesta, no te gastes una millonada; acá como con los labiales, elegí tener algunas poquitas que sean tal vez de alta gama y después varios colores más económicos para jugar, lo único que importa es tengan buena pigmentación.
Delineadores
De ojos y de labios. Ni lo pienses, en este rubro no vale la pena invertir a menos que por ejemplo tengas ojos muy sensibles.  
De todas formas, estos productos no suelen ser muy caros y jugar con varios colores en el caso de los delineadores de ojos, puede dar un toque especial a nuestro maquillaje (te acordás de las fotos que estuvimos posteando en nuestro Facebook? La semana pasada me hice un delineado en violeta!).
Con respecto a los delineadores de labios, siempre me parecieron muy parecidos y en lo personal, no los uso a menos que sepa que tengo que hacerlo para que mi labial se mantenga en su lugar o cuando me pinto los labios de rojo.
Máscara
Acá creo que depende mucho de las pestañas de cada una, no a todas nos queda bien la misma máscara, pero también creo que no es necesario irte a las máscaras de alta gama para lograr que tus pestañas se vean increíbles. La mía es una de Maybelline, la One by One, precio medio, me resulta! 
Esmaltes
No son maquillaje per se, pero había que nombrarlos. Acá tampoco vale la pena gastarse un dineral en ellos, mejor comprar varios y así podés probar varios distintos y cambiártelos seguido! Lo único, fijate que no sean taaaaaan baratos como para mancharte las uñas, pero los colorama van como piña! Baratos, bonitos y de un montón de colores!
ACCESORIOS
Pinceles
Los pinceles hacen una gran diferencia a la hora de aplicar maquillaje, así que considerá invertir en unos que sean buenos. Bobbi Brown dice que los que todas deberíamos tener son: pincel para sombra, para rubor, para cejas y para delineado. 
Para ver si un pincel es bueno, deslizalo por tu rostro y pasá los dedos entre las cerdas; así comprobás que se sienta suave y no pinche y que no pierda pelitos por todos lados. Además, es importante que pruebes maniobrar con él, tenés que sentirte cómoda si vas a usarlo todo el tiempo.
TIPS EXTRAS

QUE SÍ Y QUE NO, por Bobbi Brown
Sí al maquillaje multipropósito como los rubores en crema que sirven también para los labios y a veces también para los párpados!
Sí a comprar de día una base para que veas tu piel en la luz más natural posible
No creas que todo lo que dice “dermatológicamente testeado” es de mejor calidad, porque no quiere decir que haya sido aprobado, solamente probado.
No tires sombras o labiales a los que les quede poca cantidad a menos que estén vencidos, para sacar provecho de ellos, usá pinceles!
Ojalá este post te sea de ayuda la próxima vez que salgas a comprar productos de belleza!
En qué productos invertís más dinero generalmente?

Advertisements


12 Comments

SPA en casa – Segunda entrega

Seguimos con nuestro día de SPA.


Ya tenés el cabello listo. Ahora sigamos con la CARA.
Empezá con una buena limpieza facial, Yo voy a usar el que ya he reseñado anteriormente, el de Neutrogena de Pomelo, pero también para esto hay recetas caseras:
Piel normal:
Mezclá leche y yogur. Poné un poco en un algodón y esparcí en toda la cara, dejá actuar unos minutos y luego enjuagá con abundante agua tibia.
Piel grasa:
Mezclá una cucharadita y media de bicarbonato de sodio con dos de agua. Poné un poco en un algodón y esparcí en toda la cara, dejá actuar unos minutos y luego enjuagá con abundante agua tibia.
Piel seca
Untá aceite de oliva con la yema de los dedos (poquito!). Esparcí en toda la cara, dejá actuar unos minutos y luego enjuagá con abundante agua tibia.
Una vez lista la limpieza, pasamos a la exfoliación, lo ideal sería con algún gel o crema que tenga microparticulas exfoliantes, así limpiás bien los poros y los dejás listos para recibir la mascarilla que vayas a utilizar después. Hay un montón en el mercado, de distintos precios y para distintos fines. Los hay de uso diario y de uso más espaciado. Por ejemplo, para uso diario tenés exfoliantes como el Deep Clean Energizing de Neutrogena o el de Clean & Clear, mientras que el Cleanance de Avéne es para usar una vez cada 10 días al igual que el Facial Scrub Cream de Exel, porque son más fuertes.
La exfoliación es importante porque asegura una regeneración de la piel al eliminar las células muertas que quedan adheridas en la capa superficial. Después de los 25 años la piel va perdiendo la capacidad de eliminar estas células viejas y al quedar adheridas obstruyen los poros, así es como se acumulan impurezas haciendo que el cutis luzca opaco y que salgan granitos o puntos negros. Con la exfoliación, dejamos la piel más suave y más permeable para absorber los nutrientes y principios activos de los productos hidratantes y de rejuvenecimiento y estimulando la oxigenación celular.
Hoy voy a aplicar la de Exel, que tiene activos de abrasión de origen vegetal, pero les paso unas recetitas para hacer exfoliantes caseritos:
Exfoliante 1:
Mezclá aceite de oliva y sal. Frotate suavemente y enjuagá.
Exfoliante 2:
Mezclá 3 cucharadas de azúcar con medio pote de yogur natural. Frotate suavemente y enjuagá.
Una vez listo esto, pasamos a la hidratación y nutrición!
Hay muchísimas opciones adecuadas a las necesidades de cada tipo de piel o del tratamiento al que se sometió antes. Por ejemplo, si fuiste a que te hicieran extracción de granitos o puntos negros o tenés la piel un poco sensible después de la exfoliación, te conviene utilizar alguna mascarilla refrescante, como por ejemplo la máscara refrescante de Exel, que tiene extractos de vegetales y liposomas de vitamina E; para relajar e hidratar, una buena opciones para todos los tipos de piel es alguna que tenga extracto de rosa mosqueta, por ejemplo la mascarilla de Rosa Mosqueta Oil de Universo Garden Angels, y si ya estás más cerca de los 30 o ya tenés las primeras líneas de expresión o arrugitas amenazándote, probá una más orientada a lo antiage. Hoy consciente de mis 27 voy a usar una con este último fin, la máscara facial con oro, Patagonian Earth de Universo Garden Angels. 
Pero también hay muchísimas recetas caseras de mascarillas faciales! Te dejo algunas para que pruebes y veas qué tal:
Mascarilla facial casera para mayor suavidad:
Mezclá una cucharada de yogurt natural, una cucharadita de miel y unas 10 o 12 gotas de limón. 
Tenés que lograr una pasta homogénea. Aplicás en el rostro durante 20 minutos. Retirar con agua tibia.
Mascarilla facial casera para la piel seca:
Solo necesitas media palta (aguacate)  y una cucharada de aceite de oliva. Preparás una pasta y la aplicás durante 15 minutos. Retirar con agua tibia.
Mascarilla facial casera para piel grasa:
Mezclá media manzana roja, medio pepino, una clara de huevo y un chorrito de limón. Todo esto batido y frío (metelo un rato en la heladera/nevera) se aplica en la cara y el cuello y se deja actuar durante 20 minutos para luego retirar con agua tibia.
Mascarilla facial nutritiva: 
Mezclá la yema de un huevo con dos cucharaditas de miel. Dejá actuar por 15 minutos y retirá con agua tibia.
Mascarilla facial para limpiar, cerrar poros y reafirmar la piel: 
Licuar un pepino, mezclar con una cucharada de leche en polvo y una clara de huevo hasta formar una pasta. Aplicá en el rostro y dejá actuar por media hora.Retirar con agua tibia.
Mientras esperás para sacar la mascarilla andá preparando todo para un baño súper relajante y para la exfoliación corporal, porque es lo que sigue! Así que andá buscando sales, algún aceite para el agua, un buen exfoliante corporal, esponja vegetal o guantes exfoliantes y tu crema hidratante preferida.
Una vez retirada la mascarilla, aplicá sobre un algodón tu tónico facial preferido, da suaves golpecitos con él en tu cara y listo! Ya que estás, podrías aprovechar y darle forma a tus cejas de ser necesario.
Terminamos con la limpieza, exfoliación e hidratación de la cara y quedó como nueva!
En la próxima entrega: CUERPO